“En la reparación y en la restitución se hace justicia y se abre un camino de emprendimiento en las zonas rurales de nuestro país”, así destacó el Presidente Iván Duque el proceso que adelanta la Unidad de Restitución de Tierras. Fue durante un Taller Construyendo País en 2019, cuando le entregó a Rodrigo Barragán su sentencia de restitución de tierras a víctimas de la masacre de Chegue y un certificado simbólico con recursos para emprender sus proyectos productivos.

Hoy el director general de la Unidad, Andrés Castro, manifestó que la Unidad ha tenido un compromiso moral y jurídico, que ha venido cumpliendo a cabalidad. “Existe voluntad política y determinación para hacerlo. Le hemos devuelto la tierra a sus legítimos dueños y en este periodo, gracias a las estrategias lideradas por el Gobierno Nacional y el MinAgricultura la restitución de tierras ha llegado a 70 nuevas zonas donde antes no habíamos llegado”, expresó.

Durante este Gobierno, la Unidad de Restitución de Tierras en la ruta campesina presentó ante la justicia 3.471 demandas de restitución, lo que representa el 32% del total de las solicitudes radicadas durante toda la vigencia de la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras, que completa nueve años (2011-2020).

Por su parte, en la ruta étnica (indígenas y afros), el porcentaje de demandas para restituir los derechos territoriales de comunidades étnicas ha sido histórico, pues durante este Gobierno se han radicado 33 demandas, lo que representa el 50% del total de las presentadas entre 2011 y 2020 (69 demandas). Estas buscan restituir 1.604.076 hectáreas. Además, se presentó la demanda de mayor extensión en la historia de la restitución: la del Resguardo Arara, Bacatí, Carurú y Lagos de Jamaicurú (506.900 hectáreas) en Vaupés y Guaviare.

Otro de los grandes logros es que, con el fin de mejorar los procesos y trámites que se realizan en el marco de una solicitud de restitución, se aceleró la puesta en marcha del modelo de Demanda Electrónica, una herramienta de transformación digital que pone la tecnología al servicio de las víctimas.

El director Castro también afirmó que, para acompañar a las víctimas en su paso a empresarios del campo, la Unidad invirtió más de $31 mil millones para implementar 972 proyectos productivos. Estos emprendimientos, según un reciente estudio de la Universidad de los Andes, generan una reducción de la pobreza en los hogares entre 8% y 14%.

También se logró que 3.783 mujeres sean propietarias de 12 mil hectáreas y hoy lideran el 39% de los proyectos productivos implementados en tierras restituidas. Ellas se destacan por su empuje y su capacidad para resolver problemas y tomar decisiones.

Otro logro que se destaca es que la entidad se ha enfocado en apoyar la comercialización de los Frutos de la Restitución, el resultado final de los proyectos de quienes regresan a sus tierras. Con el apoyo del MinAgricultura y a través de sus estrategias de agricultura por contrato la Unidad ha gestionado 1.031 contratos de comercialización, algunos de ellos son tipo exportación.

Finalmente, el director de la Unidad destacó el avance del proceso en medio de la pandemia donde se fortalecieron los canales de atención y servicio al ciudadano y se logró presentar 338 demandas. Durante el periodo de emergencia sanitaria la justicia profirió 167 sentencias de restitución de tierras para beneficiar a 763 personas. La restitución funciona bien y continuará trabajando para transformar las vidas de las víctimas de despojo y abandono forzado.

Fuente