Cadillac ha presentado su coche eléctrico Lyriq, el primer coche basado en la plataforma modular EV de nueva generación de GM y el precursor de un nuevo lenguaje de diseño eléctrico para la marca.

Su batería de níquel, cobalto, manganeso y aluminio (NCMA) tiene una capacidad de 100 kWh, para una autonomía de más de 480 km.

En un evento online, GM habló de “redefinir el lujo americano” con “experiencias que comprometen los sentidos, anticipan los deseos y permiten a nuestros clientes realizar viajes extraordinarios“.

El equipo de diseño está entusiasmado con el resultado en este Cadillac, y el sistema de tracción Ultium EV que sostendrá el futuro eléctrico de GM hasta el Hummer EV parece una plataforma sólida y flexible en la que fabricar.

El sistema Ultium se basa en un paquete de baterías en la parte baja, diseñado en torno a la idea de usar el menor número posible de las células grandes. Las celdas en sí son grandes bolsas planas en lugar de cilindros apilados, con la electrónica de la batería incorporada en los propios módulos.

La química de la batería de la NCMA añade aluminio al cátodo, eliminando el 70% del cobalto que GM estaba usando anteriormente. El resultado debería ser una batería más barata con mayor densidad y mayor capacidad de carga. El sistema soportará la carga rápida de CC a tasas de hasta 150 kW, o la carga de nivel 2 a 19 kW.

El Lyriq usará un solo motor trasero, pero también existe la opción de añadir un segundo motor en la parte delantera para aplicaciones AWD y de alto rendimiento. Todo lo que se perderá es un poco de espacio en el maletero.

Cadillac está usando el Lyriq como un escaparate de alguna otra tecnología interesante, como las pantallas de realidad aumentada de “doble panel”. La información parecerá como si estuviera flotando en el capó, otra aparecerá superpuesta en la carretera.

El piloto automático con cambios de carril a demanda, y los espacios de aparcamiento super-apretados se hacen más accesibles ya que el Lyriq ahora puede aparcar por sí mismo, en paralelo o perpendicular, tanto si el conductor está en el coche como si no.

Incorpora muchos pequeños detalles en el acabado interior, que se unen en un conjunto bien integrado, y el tablero y los sistemas de información y entretenimiento se combinan en una única y colosal pantalla que se extiende hasta el borde exterior de la consola central.

La iluminación es moderna tanto por fuera como por dentro. Cuando nota que el conductor se acerca, el Lyriq se ilumina con una gran sonrisa en el logo de la parrilla, también están iluminadas las manecillas de las puertas, la parte superior del volante y la retroiluminación detrás de las rejillas de los altavoces, que usan la luz de manera creativa.

El Lyriq se describe como un “coche de exhibición”, pero diseñado para su producción a gran escala.

La producción no tendrá lugar hasta el 2022, así que hay suficiente margen para cambios porque en dos años se puede quedar “anticuado” con la rapidez que se mueve el mercado actualmente.

Vale la pena ver el siguiente video de lanzamiento:

Más información: cadillac.com

Comentarios

comentarios

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!