El colectivo de diseño húngaro Hello Wood ha creado una cabaña compacta bautizada como Kabinka. Este proyecto pretende servir como un simple y asequible retiro de fin de semana, un dormitorio adicional o una oficina, con precio a partir de 10.000 euros (unos 12.000 dólares).

El coste de la Kabinka es bajo comparado con cabañas del mismo tipo, pero no es el más económico del mundo, seguro que por internet puedes encontrar cabañas más económica pero no con las mismas características.

Está hecha principalmente de madera con aislamiento de paneles sándwich, pero también tiene metal corrugado en el exterior. Su acristalamiento incluye ventanas de estilo ojo de buey y la decoración interior es simple.

La pequeña cabaña viene en cuatro tamaños: 12, 14,9 o 17,3 metros cuadrados, y una versión no tan pequeña “XL” de 20 metros cuadrados que cuenta con un patio de 9,6 metros cuadrados.

El modelo que se muestra es la versión más pequeña que vende Hello Wood y tiene una típica disposición interior de estilo tiny house.

La planta baja consta de una sala de estar que puede tener un sofá y una cocinilla opcional (una estufa de leña también es opcional), con un baño compacto al que se accede a través de una puerta corrediza. El área de dormir se alcanza por una escalera y, como la mayoría de las casas pequeñas, tiene una altura limitada.

Para tener una Kabinka necesitas actualmente de experiencia en construcción para su montaje y te llevará unas semanas, pero Hello Wood planea lanzar pronto una versión de kit flatpack, lo que debería acelerar un poco las cosas.

La compañía también estudio opciones off-the-grid y un remolque para su traslado – aunque estas nuevas características probablemente aumentarán el precio considerablemente.

Está disponible para su compra fuera de Hungría, aunque no está claro si esto se extiende más allá de la Europa continental.

Más información: hellowood.eu

Comentarios

comentarios

EcoInventos Telegram
Newsletter EcoInventos
Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!