Luego de algunas semanas de analizar los elementos existentes, el Consejo Nacional Electoral (CNE) determinó abrir una indagación preliminar a la campaña de 2018 del actual presidente Iván Duque.

De acuerdo con una comunicación del CNE, la indagación preliminar buscar determinar si hubo una “vulneración de las normas electorales sobre financiación” en la empresa electoral que llevó a la presidencia al mandatario.

Para ello, el Consejo Electoral ordenó recoger el testimonio de María Claudia Daza, antigua integrante del equipo legislativo del expresidente Álvaro Uribe, “sobre las conversaciones que habría sostenido con José Guillermo Hernández Aponte y con Nubia Stella Martínez Rueda”, directora del Centro Democrático.

En cuanto al diálogo con Hernández, conocido como el ‘Ñeñe’, se hablaría de supuestos movimientos de dinero y de la campaña de Duque; y en otra conversación con Nubia Stella Martínez, de presuntos «aportes económicos del empresario venezolano Oswaldo Cisneros, por un valor de 300 mil dólares”. En relación con esto, también se ordenó tomar el testimonio de Nubia Stella Martínez.

En este sentido, lo que el Consejo Electoral busca determinar es si hubo una violación de la ley al recibir aportes de extranjeros, algo que las normas prohíben.

De igual forma, se ordenó la “versión libre” de Luis Guillermo Echeverri, gerente de la campaña de Duque, y solicitar al Centro Democrático “que remita copia de los soportes contables” de la misma “con el fin de determinar la procedencia y cuantía de los aportes consignados en el reporte de ingresos y gastos”.

Finalmente, el CNE ordenó citar a la excongresista Aída Merlano, prófuga de la justicia en Colombia, “para que amplíe información con relación a las declaraciones entregadas a la periodista Vicky Dávila” y que tiene que ver con la financiación de la campaña de Duque.

La decisión del Consejo Electoral la adoptó la Comisión Instructora Especial en la que están los magistrados Jaime Luis Lacouture, Virgilio Almanza y César Abreo Méndez.