Las autoridades advierten un incremento en el número de casos teniendo en cuenta la actual temporada de lluvias, por lo que recomiendan a la ciudadanía eliminar los depósitos de agua al interior de las viviendas y así evitar la proliferación del mosquito transmisor. 

La Secretaría Departamental de Salud, a través del Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública – SIVIGILA, evaluó el comportamiento epidemiológico del dengue para la semana uno (1) a la 31 del presente año, en el que se encontró un registro de 921 casos notificados de dengue; dentro de los cuales cuatro (4) tienen la categoría de grave.  

En zona de epidemia por dengue se encuentran los municipios de Hato Corozal, Villanueva y Chámeza, a diferencia de Pore y Tauramena que permanecen en alarma; mientras que Yopal y Aguazul, fueron clasificados como municipios en zona de casos esperados.

Según el SIVIGILA, la mayor parte del departamento se encuentra en zona de control, incluyendo a los municipios de Maní, Nunchía, Monterrey, Orocué, Paz de Ariporo, Recetor, Sabanalarga, San Luis de Palenque, Támara y Trinidad.

Se exceptúan del presente informe a los municipios de Sácama y La Salina al no contar con casos notificados de dengue. 

Fernando Torres Torres, referente de Enfermedades Transmitidas por Vectores – ETV, indicó que, con el propósito de disminuir el riesgo de propagación no sólo de esta sino de muchas de las enfermedades que son endémicas para el departamento, la Secretaría Departamental de Salud viene trabajando desde diferentes frentes, actuando de manera conjunta con las autoridades sanitarias de los municipios en la inspección de viviendas bajo el más estricto cumplimiento de las medidas y protocolos de bioseguridad, en el marco de la actual emergencia.

“Es claro que tuvimos que adaptarnos a estas nuevas condiciones. Realmente en el dengue, chikungunya, zika, chagas y malaria, los casos no se reducen y tenemos que estar muy pendientes. Dentro de los protocolos se establece toda la parte de bioseguridad, elementos de protección personal, el ingreso a las viviendas, desinfección de elementos y los tiempos que deben durar en cada una de las mismas”, puntualizó el funcionario. 

Torres advirtió que, como consecuencia de la actual temporada de lluvias que se registra en la región, las familias del departamento deben estar muy activas en la limpieza y desinfección de tanques, recolección de inservibles que puedan contener o almacenar depósitos de agua y acudir al servicio de salud más cercano al momento de presentar síntomas como fiebre alta, posiblemente de hasta 105°F (40°C), dolor detrás de los ojos, en las articulaciones, los músculos y/o los huesos; fuerte dolor de cabeza, sarpullido en la mayor parte del cuerpo, sangrado leve en la nariz o las encías y fácil formación de moretones. 

-El Dato: Para la semana epidemiológica número 31 del 2019, el departamento registraba una cifra de 4.172 casos de dengue, lo que significa una diferencia de 3.251 casos (-78%), si se compara con el mismo periodo del 2020.

Fuente