La Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio de Estados Unidos (NASA), celebró el jueves la exitosa recarga de las baterías de un helicóptero que va junto a un vehículo que recorrerá la superficie de Marte, luego de una travesía iniciada hace una semana y que durará siete meses.

El pequeño helicóptero, que vuela a control remoto, realizó una recarga de su sistema de baterías de litio a bordo de la nave espacial que transporta al vehículo llamado Perseverance, y el cual tendrá la misión de recoger muestras de arena y piedras para la búsqueda de rastros de vida microscópica.

Un comunicado de la NASA indicó que la operación de recarga, de ocho horas de duración, fue “la primera vez que el helicóptero ha sido suplido de energía y sus baterías cargadas en un ambiente espacial”.

Desde la Tierra, los ingenieros de la NASA supervisaron la operación y comprobaron que las seis baterías del helicóptero alcanzaron una recarga del 35 por ciento de su capacidad, lo cual es considerado “óptimo para la salud de la batería durante la travesía a Marte”.

«Esto representa un gran hito, por ser nuestra primera oportunidad de encender el Ingenuity, como fue bautizado el helicóptero, y darle a sus components electrónicos “una prueba de campo” desde que fue lanzado al espacio el 30 de julio”, dijo Tim Canham, el jefe de operaciones del Laboratorio de Propulsión Jet en el Sur de California.

Una animación muestra como luciría el sobrevuelo del pequeño helicóptero Ingenuity sobre la superficie de Marte.

“Ya que todo salió de acuerdo a lo planificado, haremos la misma actividad cada dos semanas para mantener un estado de carga aceptable”, agregó.

El helicóptero está actualmente alojado en la panza del vehículo espacial Perseverance y recibe la carga de la fuente de poder de dicho vehículo.

Una vez que el helicóptero sea desplegado en la superficie de Marte, cuando el Perseverance toque dicha superficie, sus baterías serán cargadas exclusivamente por los paneles solares que tiene instalados.

“Si el Ingenuity sobrevive las frías noches marcianas durante sus chequeos de prevuelo, el equipo procederá con las pruebas”, indicó la NASA en el comunicado.

«Esta actividad de carga de baterías muestra que hemos sobrevivido el lanzamiento al espacio y que hasta ahora puede soportar el cruel ambiente del espacio interplanetario”, dijo Mimi Aung, la gerente del proyecto de helicóptero. “Tenemos muchas primeras situaciones por sobrepasar antes de poder intentar la primera prueba de vuelo experimental en otro planeta, pero actualmente nos sentimos muy bien sobre el futuro”.

La pequeña aeronave tendrá una ventana de oportunidad de 30 días para hacer su prueba de vuelo experimental. Si es exitoso, Ingenuity habrá demostrado que el vuelo de una aeronave de baterías y controlada remotamente puede realizarse en Marte, abriendo la puerta a que futuras misiones a ese planeta agreguen una dimensión aérea a sus exploraciones con una aeronave de segunda generación.

Todos estos experimentos son parte de un proyecto que conduciría a un eventuales viajes de aeronautas a Marte, en busca de poder alcanzar el planeta rojo.



Fuente: HD Tecnologia