El general resaltó que los cierres en la zona tras conocerse el asesinato de los jóvenes dieron como resultado la captura de dos personas con armas, y que en este momento se está haciendo la respectiva verificación de antecedentes para determinar si tuvieron algo que ver con la masacre. “Estamos en el proceso de judicialización en este momento”.

De acuerdo con lo que dijo el comandante de la Policía, una de las teorías que se maneja sobre las causas del asesinato de los jóvenes tiene que ver con un posible ajuste de cuentas; sin embargo, indicó que los hechos son materia de investigación, teniendo en cuenta que la zona es de alta complejidad por el narcotráfico.

“Hay 10 homicidios que han ocurrido en esta zona por narcotráfico, en medio de las disputas por las rentas criminales. Con investigación criminal de inteligencia, tanto del Ejército como de la Policía, hay algunos datos que preliminarmente se van a aportar en la Fiscalía en el orden de verificar lo que algunas personas están dejando en el proceso judicial a esta hora frente a esas disputas por rentas criminales”, enfatizó Vargas.

Según el general, en la zona existe una fuerte presencia del Eln y hay una organización de narcotráfico que predomina en la región que se autodenomina ‘Los Cuyes’, por lo que se está investigando si la masacre tiene que ver con la disputa por el territorio.

“La fuerza pública está haciendo presencia y con la Fiscalía General de la Nación analizaremos las hipótesis del caso”, finalizó el comandante.

Pulzo.

Fuente