Esther Morales, hermana del expresidente boliviano Evo Morales, ha fallecido este domingo a los 70 años en un hospital en la ciudad de Oruro, en su país, relata .

«Acompaño en estos momentos de profundo dolor a toda la familia Morales, a mi cuñado Ponciano Willcarani, a mis sobrinos y nietos ante el fallecimiento de Esther, que fue una madre para todos. Mis condolencias. Que en paz descanse», escribió en Twitter  desde Argentina el expresidente.

«Por qué tanto odio, racismo y persecución política que me impiden ver, por última vez, a mi única hermana. Para mí, Esther fue mi madre. La historia juzgará», añadió, lamentando no haberse p. «Me acompañó en los momentos más duros sin importar represalias. Nunca ocupó cargos públicos, pese a lo cual en el golpe del 2019 quemaron su casa y la persiguieron», ha publicado.

Por qué tanto odio, racismo y persecución política que me impiden ver, por última vez, a mi única hermana. Para mí, Esther, fue mi madre. La historia juzgará. pic.twitter.com/PBEmWJssak

— Evo Morales Ayma (@evoespueblo) August 16, 2020

Por su parte elperiódico.com relata que el exmandatario recibió las condolencias de su partido y también de rivales políticos, tras el fallecimiento de su hermana, tras lo que le queda uno con vida.

El candidato a la Presidencia por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, y la presidenta del  Senado boliviano, Eva Copa, expresaron sus condolencias, al igual que otros representantes del partido, cuya campaña electoral para los comicios generales en Bolivia, pospuestos a octubre, dirige el expresidente desde Argentina.

El expresidente boliviano Jorge Quiroga, que mantiene serias diferencias políticas con Morales, manifestó en la misma red social sus condolencias: «Hemos perdido más de 4.000 bolivianos por el devastador coronavirus, que siembra dolor sin distinciones. Paz en su tumba».

Esther Morales tenía 70 años y falleció de madrugada hora local en un hospital de la ciudad andina de Oruro, donde residía. Su estado de salud se complicó tras haber sido internada, el pasado 9 de agosto, por covid, según medios bolivianos, además de que padecía otra enfermedad, que no especifican.

Ella, la mayor, y Hugo eran los dos hermanos que conservaba el expresidente, el quinto de siete hijos del matrimonio entre Dionisio Morales y María Ayma, pues otros cuatro murieron de niños.

Pudo ser primera dama

Esther Morales era vendedora de comestibles, estaba casada y tenía tres hijos. Estaba previsto que ejerciera de primera dama de Bolivia con la llegada al poder en el 2006 de su hermano, soltero, pero él prefirió que no fuera así. Aunque tuvo un papel similar en actos como la primera investidura del ahora expresidente, luego este prefirió que no ocupara ese lugar.

Confesó que su hermana lloró cuando le comunicó la decisión, que tomó para evitar críticas de que estuviera favoreciendo a familiares. Consideró, además, que ese papel menoscababa el rol de la mujer, al cuestionarse si, en el caso de una presidenta, habría habido un «primer caballero» en el país.

Su hermana, no obstante, participó un tiempo en actividades públicas de apoyo a emigrantes bolivianos en España, en pro de los derechos de la mujer en el Reino Unido o a favor de la demanda marítima de Bolivia en Chile.

Ataques a su domicilio

Esther Morales se alejó después de la escena pública, pero su casa en Oruro sufrió algunos ataques durante los casi 14 años en el poder de su hermano, como un incendio en noviembre pasado.

«Me duele no despedirme de mi hermana, que era una madre para mí, para agradecerle por su amor, su honestidad y valor», ha señalado en otro tuit.

EL PERIODICO.COM

 

Fuente