El niño comenzó a ser amenazado desde el pasado 7 de agosto; las intimidaciones incluían a su madre y al negocio familiar.

La denuncia que interpuso la mamá del menor señala que la criminal, identificada como Marlly Caterine Villa Sánchez, habría estado acosándolo mientras estaba solo en el local comercial, ubicado en el barrio París, de Bello.

Pero la amenaza no solo era con granadas. La extorsionista, también intimidaba al niño diciéndole que si no cumplía con los pagos le cortaría los dedos.

La madre notó al niño “bastante nervioso e irritable”; además, lo encontró llorando de forma descontrolada varias veces.

Después de mucho insistirle, él le contó lo que le estaba sucediendo y descubrieron que el niño ya le había dado 150 mil pesos en efectivo, una botella de whisky y media botella de ron.

Mary Rengifo Marín, directora de fiscalías en Medellín, dijo que ya se logró la captura de la extorsionista, que cayó en poder del CTI cuando pretendía recibir más dinero.

La mujer fue cobijada con medida de aseguramiento en centro carcelario y deberá responder por extorsión agravada en modalidad tentada en concurso homogéneo con 3 eventos de extorsión agravada consumada. Ella no aceptó los cargos.

 

Pulzo.

Fuente