WASHINGTON D. C. – El Departamento de estado de Estados Unidos anunció el lunes en un comunicado que endurecerá más las restricciones a Huawei Technologies Co con el fin de que no accedan a procesadores disponibles en el mercado, lo que amplía medidas similares anunciadas en mayo.

El gobierno estadounidense alega que estas medidas restrictivas a la empresa de telecomunicaciones de China buscan proteger la seguridad nacional, la privacidad de los ciudadanos estadounidenses y la infraestructura de teconología 5G «de la influencia maligna de Beijing».

El presidente Donald Trump ha insistido en que el equipo de telecomunicaciones de la empresa es utilizado para espiar.

“No queremos su equipo en Estados Unidos porque nos espían”, dijo Trump el lunes a Fox. “Y cualquier país que lo utilice, no haremos nada en cuestión de compartir inteligencia”.

Las nuevas reglas del Departamento de Comercio divulgadas el lunes bloquearán aún más a Huawei el acceso a tecnología para chips. Huawei niega las acusaciones. Un ejecutivo dijo este mes que la compañía se estaba quedando sin microprocesadores para fabricar smartphones debido a las sanciones de Estados Unidos y que podría verse obligado a detener la producción de sus propios chips avanzados.

La nueva normativa sumará 38 filiales de Huawei en 21 países a la lista de Estados Unidos de entidades a las cuales se les prohibió recibir ciertas tecnologías sensibles, elevando el total de filiales a 152 desde que Huawei fue incluida en mayo de 2019.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo a Fox Business el lunes que la nueva medida está enfocada en el cumplimiento y no “directamente relacionada con las conversaciones comerciales” entre ambos países.

El año pasado, Washington bloqueó a Huawei acceso a componentes y tecnología estadounidense, incluida la música de Google y otros servicios para smartphone. Esas penalidades se intensificaron en mayo cuando la Casa Blanca prohibió que vendedores a nivel mundial utilizaran tecnología estadounidense para producir componentes para Huawei.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que intensificará las restricciones porque Huawei “sigue intentado evadirlas”. La nueva regla está diseñada para bloquear el acceso de Huawei a chips comercialmente disponibles fabricados con herramientas adquiridas de Estados Unidos.

EE.UU. prorroga la prohibición de usar tecnología de «adversarios extranjeros»

Cuando el presidente Trump firmó por primera vez este decreto, en mayo de 2015, numerosas voces apuntaron que las empresas chinas Huawei y ZTE estaban en el punto de mira. En ese momento, Washington y Beijing estaban enzarzados en una guerra comercial que parecía haberse apaciguado hasta que surgió el brote del nuevo coronavirus.

«No toleraremos los esfuerzos del Partido Comunista Chino para socavar la privacidad de nuestros ciudadanos, la propiedad intelectual de nuestras empresas o la integridad de las redes de próxima generación en todo el mundo», indica el comunicado que está firmado por el secretario de estado, Michael Pompeo.

El texto expone además entre otras acusaciones que Huawei habría robado tecnología estadounidense, cometido conspiración, fraude electrónico, fraude bancario, extorsión y ayudado a Irán a evadir sanciones. 

El Departamento de Estado asegura en el comunicado que Estados Unidos continuará restringiendo la mayoría de las exportaciones estadounidenses a Huawei y sus afiliadas por actividades que amenazan la seguridad nacional y la estabilidad internacional de Estados Unidos.

Gran Bretaña anunció el pasado 14 de julio que también prohibirían el uso de equipo 5G de Huawei en su red de comunicaciones. El secretario de Cultura de Inglaterra, Oliver Dowden, dijo entonces que los operadores de telecomunicaciones tienen hasta el 2027 para desinstalar los equipos fabricados por Huawei que ya estén en la red 5G.

Inglaterra prohibe equipos Huawei en su red de telecomunicaciones 5G

El primer ministro Boris Johnson aprobó en enero dar una participación menor a Huawei, en la construcción de la red 5G de Inglaterra. Pero eso ocasionó tensiones con Washington, que considera a la firma china sospechosa de espionaje para el gobierno de Beijing.

 

 



Fuente: HD Tecnologia