Propiedades, beneficios y usos del acebo

El acebo, al igual que el muérdago, es una planta muy representativa de la época navideña. Sin duda alguna, es una planta muy llamativa con unas hojas muy bonitas y un fruto especialmente atrayente por su vivo color rojo, de allí que se le use ampliamente como elemento decorativo en el hogar durante esa época tan especial.

Sin embargo, el acebo no solo es apreciado desde la Grecia Antigua por su valor ornamental. Teniendo en cuenta que se distribuye principalmente en el Oeste de Asia y Europa, se ha introducido su cultivo en América por sus múltiples propiedades de mucho beneficio a nuestra salud y bienestar. 

Ficha técnica del acebo

  • Nombre vulgar en castellano: acebo, acea, aceba, acebiño, acebo-cerezo, acebu, acabuche, asegu, aquifolia, cardón, cardonera, carrasca, espino, crébol, cibro, chaparro, grabolé, xardonera, agrifolio.
  • Nombre científico: Ilex aquifolium
  • Familia: Aquifoliaceae
  • Características: es un arbusto cuya altura se distribuye entre un rango de 6-7 metros de altura, aunque en algunas ocasiones se han descrito acebos de 10 metros. Tiene hojas muy espinosas de color verde oscuro. Sus flores son blancas o amarillas y se agrupan en corimbos.
  • Hábitat: normalmente se encuentran en zonas muy húmedas y donde no les da mucho el sol, como bosques de hayas y robles, así como en setos de zonas húmedas.

Beneficios del acebo

Entre las propiedades medicinales que el acebo tiene, hay tres que resaltan: es un excelente diurético, laxante y antipirético. Estos efectos se deben, en su mayoría, a una molécula denominada ácido iléxico, la cual se encuentra en las hojas de esta planta y hace posible que podamos eliminar excesos de líquido en el organismo. 

Las hojas también se consideran sudoríferas, por lo que se han utilizado ampliamente para tratar catarros, pleuresía, fiebres intermitentes, reumatismo, viruela y enfermedades como la ictericia.

Otras propiedades reportadas en esta planta incluyen su efecto vomitivo y tónico. De hecho, antiguamente maceraban hojas de acebo con vino para tomarlo como tonificante. 

También se ha registrado su utilización como purgante, lo que lo hace excelente para una limpieza de intestinos. Sin embargo, actualmente se han suprimido estas prácticas porque su consumo puede conllevar a altos niveles de intoxicación, especialmente si el brebaje se ha preparado con los frutos.

También se ha mencionado el efecto tranquilizador y calmante que tiene la corteza seca de esta planta, indicada para personas con brotes de epilepsia y episodios recurrentes de histeria.

De igual modo, las hojas de acebo también han sido usadas en el tratamiento de la presión arterial alta, ya que es sabido que mejoran la función arterial y la circulación sanguínea. El extracto también se utiliza para combatir mareos y problemas emocionales.

No cabe duda de que el acebo tiene grandes cualidades para hacernos considerar la utilización de esta planta dentro de la medicina convencional.

¿Cómo se toma el acebo?

La mejor forma de uso es preparando una decocción o una tintura, pero eso va a depender de lo que se quiera tratar:

  • Como diurético: se puede preparar una decocción a base de 4 cucharadas de hojas secas por litro de agua. La dosis recomendada es tres tacitas al día. 
  • Como antirreumático: se prepara una decocción a partir de 3 cucharadas de raíces secas por litro de agua y se deja hervir durante media hora. Esta preparación es especial para tratar dolencias de artritis, gota e hidropesía.
  • Como purgante: preparar una maceración en frío durante 12 horas de corteza seca. Se debe beber 2 tazas al día entre comidas.
  • Como tranquilizante: tomar en infusión a partir de 2 cucharadas de hoja seca en agua hirviendo durante 10 minutos. Utilizar en casos de histeria y epilepsia. También se puede preparar unas cápsulas para consumir diariamente uno o dos gramos, a partir de hojas secas pulverizadas.

Contraindicaciones del acebo

Hay que preparar decocciones o infusiones a partir de los frutos, los cuales son altamente tóxicos y en grandes cantidades pueden provocar la muerte.

Tampoco es recomendable su consumo en mujeres embarazadas o en período de lactancia, o en niños menores de 10 años. Siempre recomendamos consultar previamente a su médico.

Otros usos del acebo

Además del uso ornamental que tiene, la madera de acebo es muy apreciada en la carpintería debido a su dureza y densidad. Esta madera se usa para elaborar tableros de juego de calidad, en culatas de escopetas, mangos de herramientas y otros trabajos de artesanía.

Asimismo, de la corteza del acebo se extrae liga para cazar pájaros, procedimiento que se remonta desde el siglo XVIII.

Recuerda siempre consultar con tu médico antes de comenzar cualquier tratamiento con plantas medicinales.

Comentarios

comentarios


EcoInventos Telegram

Newsletter EcoInventos

Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos en las redes sociales ¡Gracias!