MADISON, EE.UU. – Cuatro personas demandaron a Facebook el miércoles, luego que milicias y otros grupos ultraderechistas usaron esa red social para convocar a sus miembros a las protestas del mes pasado en Wisconsin donde dos personas murieron.

Kyle Rittenhouse, de 17 años, está acusado de matar a tiros a Joseph Rosenbaum y a Anthony Huber durante la protesta en Kenosha el 25 de agosto a raíz de los disparos de la policía contra un hombre negro, Jacob Blake, dos días antes. Un policía blanco le disparó a Blake siete veces por la espalda, dejándolo paralizado de la cintura para abajo.

Algunas de las protestas se volvieron violentas y hubo saqueos y edificios incendiados. El gobernador Tony Evers tuvo que convocar a la Guardia Nacional para retomar el control de la ciudad. Entre los que acudieron al llamado estaba Rittenhouse, quien es de Antioch, Illinois, a unos 24 kilómetros de Kenosha, establece el litigio.

Trump visita Kenosha, culpa a «temeraria» oposición por disturbios

El presidente rechazó pronunciarse sobre si el país sufre de racismo sistémico y sostuvo que los casos de violencia policial se deben a «un puñado de manzanas podridas».

Los demandantes, citando un artículo de Buzzfeed, denuncian que Facebook recibió más de 400 quejas por las convocatorias de Kenosha Guard, y dicen que los editores de la red social, tras varias consultas, decidieron que los textos no violaban sus normas. Kenosha Guard borró su llamado a las armas el día después del suceso armado y Facebook borró toda la página de esa milicia poco después, reportó Buzzfeed.

La demanda acusa a Facebook de negligencia por no borrar los mensajes de la Kenosha Guard. Además, exige que la red social prohíba todo contenido que incite a la violencia o que venga de milicias o grupos racistas. Advierte que esas agrupaciones siguen actualmente usando la red y la podrían emplear para incitar a la violencia si el presidente Donald Trump pierde las elecciones del 3 de noviembre. También, los demandantes exigen el pago de compensación aunque no revelaron el monto.

Entre los demandantes está Hannah Gittings, quien dice ser la pareja de Huber, dos personas que dijeron sentirse amedrentados por hombres armados en las protestas de Kenosha y un periodista que corrió a auxiliar a una de las personas baleadas.

 



Fuente: HD Tecnologia