En alianza estratégica con la empresa Hocol, se han logrado restaurar y reforestar 450 hectáreas de terreno como parte del proyecto Reserva Natural Campo Ocelote, el cual está ubicado en la vereda La Cristalina del municipio Portogaitanense

Un equipo de trabajo de Cormacarena visitó y continúa haciendo seguimiento a los avances que registra el proyecto de compensación forestal de Hocol por el otorgamiento de una licencia ambiental para un título de hidrocarburos en esta zona rural del departamento del Meta.

De acuerdo a Andrés Felipe García Céspedes director de la Corporación, la obligación ambiental por este año 2020 es plantar 500.000 árboles en un terreno de 1.200 hectáreas, mientras que el compromiso para el próximo año 2021, es llegar a 1.000.000 de plantas en total y que puedan tener un monitoreo de desarrollo y crecimiento por tres años más.

«Hemos conocido un proceso de siembra masiva, donde se plantan cerca de 5.000 árboles diarios a través de maquinaria específica de alta tecnología con tubetes, que permite abarcar mayor área y hacer una siembra adecuada con especies autóctonas y variada, con el fin de que no haya un monocultivo en la zona», sostuvo García Céspedes.

Agregó que las plántulas del proyecto Campo Ocelote que ejecuta Hocol, es apenas una parte de la gran meta verde de sembrar 10.000.000 árboles a diciembre de 2023 en un trabajo articulado entre Cormacarena y toda la institucionalidad del departamento.