----------------------------------------------------------------------------------------------------

La Secretaría de Control Físico avanza en la revisión del funcionamiento de los módulos para vendedores informales que fueron entregados por las administraciones anteriores.

Esta revisión tiene el propósito de constatar si las personas que los utilizan están cumpliendo con los requisitos básicos y los están usando adecuadamente.

“Como es sabido, por toda la ciudad se han entregado estos elementos de mobiliario público a personas vulnerables con el fin de que puedan trabajar de una manera digna para garantizar el mínimo vital y sus derechos constitucionales”, explicó Jaime Pardo, director de Defensa del Espacio Público de la Secretaría de Control Físico.

“Estamos revisando uno a uno con el fin de comprobar la lista de beneficiarios y también para identificar a las personas que están incumpliendo las disposiciones legales”, agregó.

Pardo manifestó que, de esta manera, se busca recuperar los módulos que están siendo mal utilizados y “entregárselos a quienes verdaderamente necesiten esta ayuda de la Administración municipal”.

Algunas de las causas que pueden llevar a que se les retire los módulos a los beneficiarios son el cambio de la actividad comercial autorizada inicialmente, la utilización del módulo como bodega y no como punto de venta, el subarriendo o el traslado de la caseta, no estar al día en el pago de las cuotas de aprovechamiento y la invasión de más espacio público del que fue autorizado, entre otras razones.

Finalmente, el director de Defensa del Espacio Público aseguró que continuarán estas acciones de vigilancia en el uso del espacio público de la ciudad.