----------------------------------------------------------------------------------------------------

La Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por consenso la resolución “Prevenir y combatir las prácticas corruptas y la transferencia del producto de la corrupción, facilitando la recuperación de activos y devolviendo esos activos a propietarios legítimos, en particular a los países de origen, de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción”.

La Canciller Claudia Blum dijo que “esta importante resolución fue liderada por Colombia, contó con el copatrocinio de 63 delegaciones y se constituye en un valioso instrumento para avanzar a nivel global en la lucha contra el flagelo de la corrupción, y contra el lavado y el retorno de los activos adquiridos sobre la base de actuaciones corruptas”.

El documento reconoce el impacto de la corrupción en el desarrollo sostenible y las barreras que crea en el objetivo de erradicar la pobreza. Así mismo, plantea acciones que conectan el trabajo de los Estados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible con los objetivos compartidos de prevenir y sancionar la corrupción.

La Canciller Blum agregó que la resolución “destaca el valor de la educación, los derechos humanos, el fortalecimiento institucional, e incluye la participación de la sociedad civil y el sector privado en la lucha contra esta modalidad delictiva”.

Es de destacar que estos esfuerzos se enmarcan dentro de las prioridades del Plan Nacional de Desarrollo 2018 – 2022, pilar “Legalidad”, así como en los objetivos de política exterior de Colombia, relacionados con el liderazgo del país en las acciones de la agenda multilateral para prevenir y luchar contra la corrupción y fortalecer los mecanismos de cooperación internacional con el logro de resultados concretos.

La aprobación de esta resolución, fortalecerá y enriquecerá el debate mundial con miras a la participación activa de todos los Estados en el proceso preparatorio de la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU contra la Corrupción en 2021, otra iniciativa liderada por Colombia y en donde la comunidad internacional tendrá la oportunidad de ejecutar acciones contundentes y ambiciosas para frenar este flagelo que afecta a todas las sociedades.