Las estadísticas entregadas por las autoridades permiten confirmar que los temas de convivencia e intolerancia son los principales generadores de riñas entre vecinos.

La secretaria de Gobierno de Villavicencio, Andrea Lizcano, expresó que así se concluye de las llamadas que recibe la Policía Metropolitana a la línea 123, al aviso a los cuadrantes de seguridad y a las denuncias en redes sociales.

La funcionaria agregó que es preocupante que se incrementen los problemas entre ciudadanos por temas de convivencia, siendo el ruido o el alto nivel en el volumen de los equipos de sonido cuando se hacen fiestas familiares o entre amigos al interior de una vivienda, el principal detonante.

“Viene una de las épocas más bonitas del año, pero también hay que decir que se incrementan los trancones, hay más personas en lugares públicos y también, son más los motivos y ocasiones para beber licor y esto conlleva a que los ciudadanos no tengan tolerancia frente a ciertas cosas, como, por ejemplo, el llamado de atención por el tema del ruido”, dijo la secretaria de Gobierno.

La funcionaria recalcó que éste es uno de los principales motivos por los que se llama al cuadrante de policía del sector, pues si bien, unos tienen derecho a realizar sus reuniones, otros tienen el derecho a descansar y eso está contemplado dentro del Código Nacional de Policía y Convivencia Ciudadana.

“No se va a prohibir que la gente tome licor y haga sus fiestas, pero el estado regula los comportamientos que afectan a todos y en este caso el comportamiento que afecta a los demás por que trasciende la esfera de lo privado de su casa, es el alto volumen en los equipos de sonido”, dijo la funcionaria.

Añadió que “no es justo que el cuadrante de la policía se desgaste desplazándose cada 10 minutos a una vivienda para que bajen el volumen, mientras los delincuentes hacen de las suyas en otro sector”.