Con una exposición sobre la fase de diagnóstico del Plan Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico (PEMP) concluyó el diplomado de urbanismo comunitario.

El evento académico lo organizó la Alcaldía de Villavicencio, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP).

“Hemos logrado llegar a más de 50 sectores de la ciudad con representantes que participaron en el diplomado”, indicó el secretario de Planeación, Mario Romero, quien también destacó el trabajo y el interés que mostraron durante tres meses las personas que asistieron a las clases tanto de manera presencial como virtual.

Ese es el caso de María Eugenia Rodríguez, líder de la comuna Uno: “He aprendido mucho sobre legalización de los barrios y he transferido ese aprendizaje a las personas que estoy representando”, explicó.

Ese aprendizaje es el motor de la estrategia de urbanismo comunitario, que dio nombre al diplomado. De acuerdo con el secretario de Planeación, “de esta forma podemos avanzar en forma conjunta con las comunidades en los procesos de legalización, titulación y mejoramiento integral de barrios”.

Las clases estuvieron a cargo de expositores designados por la ESAP y funcionarios de distintas dependencias de la Alcaldía de Villavicencio, y giraron en torno a temas como gestión pública, ordenamiento territorial, prestación de servicios públicos, urbanismo y desarrollo sostenible. “Con ello logramos tener una línea de base para adelantar estos procesos, trabajar con la gente y seguir avanzando, porque esta mesa de legalización de barrios es estratégica para el alcalde Felipe Harman”, concluyó el secretario de Planeación, Mario Romero.