Con la adecuación de un laboratorio de ciencias para la Institución Educativa Felicidad Barrios Hernández, ubicada en la vereda El Cocuy de la ciudad de Villavicencio, estudiantes de básica primaria y secundaria, recibieron un nuevo espacio académico por parte de su Fuerza Aérea Colombiana que ejecutó la campaña “Plan Corazón Amigo”, para apoyar a esta población de estudiantes en su proceso de formación académica.

Gracias al aporte voluntario de los integrantes del Comando Aéreo de Combate No. 2, CACOM2, al Plan Corazón Amigo, el Departamento de Acción Integral de la Base Aérea Capitán Luis Francisco Gómez Niño, ejecutó este proyecto que beneficia a los cerca de 300 estudiantes que hacen parte de este plantel educativo en sus sedes de las veredas Barcelona y El Cocuy, para que en su retorno a clases puedan tener prácticas en materias como química, física y biología, desarrollando competencias prácticas para su proyecto de vida.

En el marco del evento, el señor Brigadier General Kerly Sánchez Pesca Comandante del CACOM2, recibió una placa que el rector de la institución entregó en reconocimiento a los integrantes de la Unidad Militar Aérea para exaltar la labor de responsabilidad social adelantada en su comunidad educativa, la cual ha sido permanente y ha mejorado notablemente las instalaciones de este colegio rural del corregimiento No. 7 de Villavicencio, Meta.

El alto Oficial, con un emotivo e inspirador discurso, instó a los menores a seguir estudiando, ser disciplinados y dejar volar sus sueños. “Yo soy hijo de la escuela pública y me siento muy orgulloso de ello; no abandonen sus metas, ustedes pueden lograr lo que se propongan porque los límites los colocamos nosotros mismos” añadió el señor General.

Por su parte, un estudiante de tan sólo 5 años de edad, también agradeció el espacio que tanto él, como sus compañeros podrán utilizar para realizar experimentos en este recinto del saber. “Estoy seguro que disfrutaremos y exploraremos nuestros conocimientos, muchas gracias por preocuparse por la niñez”, manifestó el pequeño alumno.

De este modo, su Fuerza Aérea Colombiana a través del Plan Corazón Amigo, continuará trabajando en pro del bienestar de la población civil, subsanando las necesidades más sentidas en la instituciones de educación aledañas a la unidad, para que los niños y jóvenes de las zonas rurales puedan estudiar en un ambiente adecuado, más ameno y seguro.