Luego de permanecer varios días en el Hospital Cardioinfantil de Bogotá contagiado por el Covid 19, el prelado fue dado de alta y trasladado de regreso a la capital del Meta donde continúa evolucionando favorablemente en su salud.

La noticia sobre el retorno de Monseñor Urbina Ortega a su ciudad sede, fue entregada por los sacerdotes que oficiaron las jornadas eucarísticas durante las últimas horas en las parroquias de Villavicencio.

Los religiosos pidieron a la feligresía católica y a la comunidad en general seguir orando por el pleno y total restablecimiento de su guía y líder espiritual, y de todos los enfermos.