PARIS – La Ley de Servicios Digitales y la Ley de Mercados Digitales acaban de ser presentadas en Bruselas. Estas propuestas políticas pretenden revisar todos los principios que se aplican a los servicios digitales en los 27 estados miembros de la Unión Europea, desde la publicación de contenido ilegal en redes sociales hasta la venta de productos en línea.

Las grandes compañías tecnológicas no podrán, por ejemplo, detener a los usuarios que deseen desinstalar programas pre-instalados o aplicaciones, no podrán usar información de negocios usuarios para competir contra ellos.

Para eso, el ente gobernador de la Unión Europea permitiría multas de hasta 10 por ciento de sus ingresos anuales. Otra parte del plan europeo es asegurar que las plataformas de comercio digital asuman más responsabilidad por sus productos y servicios.

Más de 400 legisladores de 34 países apoyan campaña contra Amazon

Los legisladores y otros participantes de la campaña dicen que Amazon le debe a trabajadores, sociedades e incluso al planeta. La campaña se conoce como “Hagan que Amazon pague”. Amazon dice que los argumentos en su contra son engañosos.

El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, dijo que las nuevas regulaciones son las herramientas correctas para poner “orden en el caos” en la internet y para controlar a los “porteros” que dominan el mercado.

“Las dos propuestas, sirven un solo propósito: asegurar que nosotros, como usuarios, clientes, negocios, tengamos acceso a una amplia gama de productos seguros y servicios en línea, así como lo hacemos en el mundo físico”, dijo Vestager. “Ya sea desde nuestras calles o nuestras pantallas, deberíamos poder hacer compras de manera segura. Ya sea que pasemos páginas o bajemos en nuestras pantallas, deberíamos poder escoger y confiar en las noticias que leamos. Por supuesto, lo que es ilegal fuera de línea es igualmente ilegal en línea”.

Tras el anuncio, algunas compañías estaban preocupadas que las medidas “parecieran estar apuntando a un número reducido de compañías”.

Thierry Breton, el comisionado europeo para el mercado interno, rechazó esos alegatos.

“Respetamos a las compañías, pero decimos que entre más grande son, más obligaciones podrían tener que cumplir”, dijo Breton. “Lo que es importante para nosotros es que todos son bienvenidos en Europa, pero nuestra responsabilidad es decidir y dar direcciones y regulaciones para proteger lo que es importante para nosotros. Estas no son dos leyes donde nosotros diríamos que estas compañías son demasiado grandes y nosotros propondríamos que sean desmanteladas. Aquí no, no en este lado del océano”.

Las nuevas regulaciones anunciadas en Bruselas reflejaron las preocupaciones del mundo sobre la influencia de las grandes compañías de tecnología. En Estados Unidos, reguladores han aumentado el escrutinio de Google y Facebook y casos judiciales antimonopolio están a la vista.



Fuente: HD Tecnologia