El secretario de Justicia de Estados Unidos, William Barr, anunció este lunes cargos criminales contra un nuevo sospechoso del atentado terrorista en 1988 a un avión de Pan Am que estalló sobre el poblado de Lockerbie en Escocia.

Los cargos contra Abu Agela Masud, un experto en bombas libio, tienen lugar en el 32 aniversario del ataque y dos días antes que Barr deje el cargo de fiscal general de EE.UU.

“Nuestro mensaje a otros terroristas de todo el mundo es este: no triunfarán si atacan a estadounidenses, no importa donde estén, no importa lo que tarde, serán perseguidos hasta el fin del mundo hasta que se haya hecho justicia”, dijo Barr en una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia.

Barr era el secretario de Justicia en la administración del presidente George H. W. Bush en 1991 cuando las autoridades de Estados Unidos y Escocia acusaron a dos agentes de inteligencia libios del ataque terrorista.

Tomó una década de intensas presiones y diplomacia internacionales antes que Libia entregara a los dos sospechosos a Holanda, donde fueron sometidos a juicio en un procedimiento especial de una corte escocesa.

Uno de los hombres, Abdel Baset Ali al-Megrahi, fue declarado culpable y sentenciado a cadena perpetua. Liberado en 2009 por razones humanitarias por padecer de cáncer, falleció posteriormente. El segundo hombre fue declarado inocente.

En el atentado del Vuelo 103, que viajaba con destino a Nueva York, murieron 259 pasajeros y 11 personas en tierra. Entre las víctimas había 35 estudiantes de Syracuse, en el estado de Nueva York, que regresaban de un semestre en el exterior.

El ataque fue en aparente represalia por bombardeos a Libia ordenados por el presidente Ronald Reagan en respuesta a un atentado en 1986 en un club nocturno de Berlín frecuentado por soldados estadounidenses.

El caso contra Masud está basado en parte en nueva información descubierta por el realizador cinematográfico Ken Dornstein, cuyo hermano David Dornstein pereció en el atentado de Lockerbie. Una serie investigativa en tres partes de Dornstein titulada “My Brother’s Bomber” (“El asesino de mi hermano”) fue transmitida por la cadena pública PBS en 2015.

Después de la excarcelación de al-Megrahi, Dornstein dijo que “inició una búsqueda de respuestas” y durante su investigación surgió que Masud habría jugado un papel en la explosión y todavía estaba vivo, según un recuento de la investigación de Dornstein por PBS.

Un exagente del FBI le dijo a Dornstein que la agencia sabía sobre Masud, pero nunca lo identificó.

Barr explicó que el caso se aclaró cuando las autoridades conocieron en 2016 que el tercer conspirador había sido arrestado después del colapso del régimen de Muamar Khadafi y fue interrogado por un agente de policía libio en septiembre de 2012.

Masud se encuentra bajo custodia en Libia y Barr dijo que confía en que las autoridades de ese país lo entreguen para ser juzgado en Estados Unidos.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1&version=v4.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, “script”, “facebook-jssdk”));