Imagen: TSpider – Shutterstock

WindEurope ha presentado un nuevo informe de la industria para apoyar el desmantelamiento y el reciclaje de las turbinas eólicas en tierra.

¿Qué pasa cuando las turbinas eólicas envejecen?

Una cuestión que cada vez es más importante en Europa.

Actualmente en el Viejo Continente hay 34 mil turbinas eólicas terrestres con más de 15 años de vida a sus espaldas. Juntas representan 36 GW de capacidad del total de 205 GW de capacidad eólica instalada.

Una parte importante distribuida principalmente en Alemania, España, Francia e Italia. Para muchas de estas máquinas el fin de la vida está cerca.

La vida operativa de una turbina es, de hecho, de unos 20-25 años. Es muy importante gestionar de forma eficiente este problema.

Las últimas tendencias en este tema es la repotenciación, extensión del ciclo de vida, desmantelamiento y reciclaje.

Europa ha “restaurado” al menos 123 parques eólicos con mejoras de potencia. Esta tendencia es todavía limitada, pero debería acelerarse en los próximos 10 años, involucrando otros 20 GW.

La repotenciación crecerá en el futuro. Es una gran oportunidad para obtener más energía de los parques eólicos existentes. La repotenciación reduce el número de turbinas en un tercio y triplica la producción de electricidad. Y aprovecha las instalaciones actuales que a menudo tienen las mejores condiciones de viento. Los gobiernos necesitan estrategias de repotenciación que establezcan el marco adecuado y garanticen procedimientos eficientes de concesión de licencias para esas operaciones.

Giles Dickson, director general de WindEurope.

Ampliar la duración es también una opción atractiva para los operadores. Especialmente en los lugares donde la repotenciación no es una opción viable.

WindEurope estima que la mitad de la flota eólica europea obtendrá un “bono tecnológico” para operar durante otros 5-10 años. Y si esta opción no es factible, las turbinas eólicas deben ser completamente desmanteladas y recicladas. Actualmente, el 85-90% de una turbina se recicla. La parte más difícil de recuperar son los materiales compuestos que componen las palas.

WindEurope ha presentado este informe a la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) TC88 como aportación para el curso de la Especificación Técnica 61400-28 CD que se centra en el final de la vida útil de las turbinas eólicas. “Esperamos que esto contribuya a la creación de una norma industrial internacional“.