Intel no parece estar dispuesta a confirmar por sus medios que las placas madre existentes de la serie 400 soportarán a la 11ª generación de procesadores (Rocket Lake-S). Sin embargo, parece que los fabricantes se cansaron de esperar y ya comenzaron a actualizar sus páginas asegurando la compatibilidad.

El leaker momomo_us realizó una lista con los modelos de las placas madre ASRock que ya se confirmaron que recibirán soporte para la nueva serie de procesadores. La buena noticia acá es que no solo se limitan a los modelos Z490 (que son la mayoría), sino que también tenemos una W480 y una H470.

Es importante destacar que será necesario actualizar la BIOS para garantizar la compatibilidad con los nuevos procesadores.

Mientras tanto, Biostar fue aún más lejos al mencionar el soporte. La compañía ya realizó un banner que promociona el soporte de sus tarjetas de la serie Z490 para los procesadores de 11ª generación de Intel.

Lamentablemente el banner solo destaca los modelos Z490, lo que parece indicar que el soporte estará restringido a esas en concreto en el caso de Biostar.

Esta diferencia entre ASRock y Biostar es interesante porque nos informa que realmente el soporte dependerá de los fabricantes. El procesador se puede conectar al socket LGA1200 sin problemas, pero la compatibilidad total depende del fabricante en brindar una actualización de BIOS.

Esto significa que las tarjetas madre de entrada no serán compatibles para muchas de las marcas, como suele ser en estos casos. Esto puede estar relacionado con una decisión de marketing, pero también tiene que ver con el estándar PCIe 4.0, utilizado por los nuevos procesadores, ya que no está presente en ninguna placa madre de la serie 400.

La compatibilidad de la 11ª generación de procesadores Intel con las placas madre de la serie 400 es un hecho ¿Piensan actualizar?

Fuente: Tom’s Hardware



Fuente: HD Tecnologia