Una empresa japonesa llamada Sumitomo Forestry se ha unido a la Universidad de Kyoto para desarrollar los primeros satélites del mundo hechos de madera para el 2023 en un esfuerzo por reducir la basura espacial.

Los satélites de madera se quemarían sin liberar sustancias nocivas en la atmósfera cuando regresen a la Tierra. Esto debería reducir la cantidad de basura espacial que se ha estado acumulando en órbita durante las últimas décadas, piensan los investigadores.

Estamos muy preocupados por el hecho de que todos los satélites que vuelven a entrar en la atmósfera de la Tierra se queman y crean diminutas partículas de aluminio que flotarán en la atmósfera superior durante muchos años. Eventualmente, afectará al medio ambiente de la Tierra.

Takao Doi, profesor de la Universidad de Kyoto y astronauta japonés.

El proyecto está todavía en sus primeras etapas. El equipo está actualmente investigando cómo varios tipos de madera podrían soportar las condiciones extremas del espacio exterior. El material basado en madera debería ser altamente resistente a los cambios de temperatura y a la luz solar. Después de la selección de la madera, se diseñará un prototipo para probar la tecnología.

Si todo va de acuerdo con el plan previsto, la Universidad de Kyoto y Sumitomo Forestry planean haber desarrollado el primer satélite hecho de madera en algún momento del 2023.

A medida que se lanzan más satélites a la atmósfera, la basura espacial se convierte en una preocupación creciente entre los expertos. Según el Foro Económico Mundial (FEM), hay casi 6.000 satélites que giran alrededor de la Tierra, y alrededor del 60% de ellos han desaparecido (basura espacial). La firma de investigación Euroconsult estima que un promedio de 990 satélites serán lanzados cada año durante los próximos diez años.