Un proyecto del CSIC usará el láser para eliminar malas hierbas de los cultivos sin necesidad de pesticidas.

Un proyecto coordinado por investigadores del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) usará el láser para eliminar las malas hierbas de los cultivos y ofrecerá así una alternativa sostenible al uso de productos químicos como pesticidas y plaguicidas.

Se llama Welaser y ha sido financiado por la Unión Europea.

Es un vehículo o robot autónomo con un sistema de visión con inteligencia artificial que discriminará las malas hierbas de los cultivos. Luego detectará los meristemos de las malas hierbas (responsables de su crecimiento) y les aplicará un láser de alta potencia para matar las plantas. Será desarrollado por un equipo multidisciplinar coordinado por investigadores del Centro de Automática y Robótica, un centro mixto del CSIC y la Universidad Politécnica de Madrid (CAR-CSIC-UPM).

Las malas hierbas que crecen en los cultivos agrícolas se caracterizan por su alta capacidad de dispersión, una gran persistencia y por disminuir el rendimiento de las plantaciones. Para eliminarlas se suele usar productos químicos, pero deterioran las propiedades del suelo y dañan sus organismos beneficiosos. Acabar con el uso de plaguicidas y pesticidas es un objetivo clave de la Unión Europea (UE). El proyecto Welaser propone una alternativa sostenible al uso de pesticidas y plaguicidas y prevé contar con un prototipo en 2023, que luego tendrá que ser comercializado.

Esta tecnología, al enfocarse directamente sobre los meristemos y no emplear pesticidas ni plaguicidas, proporciona una solución limpia al problema de la eliminación de malas hierbas y ayudará a reducir significativamente los productos químicos en el medio ambiente. Así se podrá aumentar la productividad agrícola al tiempo que se logra mayor sostenibilidad ambiental y se mejora la salud de animales y seres humanos.

Pablo González de Santos, científico del CSIC en el CAR-CSIC-UPM y coordinador del proyecto.

El equipo de González Santos encargará de la coordinación inteligente de todos los subsistemas, incluyendo la generación de misiones y la navegación autónoma del robot móvil.

El proyecto Welaser está formado por un consorcio de 10 socios de España, Alemania, Dinamarca, Francia, Polonia, Bélgica, Italia y Holanda y se va a centrar en cultivos de trigo y maíz, los más relevantes en el mercado europeo, y de remolacha y zanahoria.