Turbo Eléctrico de Garrett, pilas de combustible un 40% más pequeñas con más potencia

La industria automotriz ha evolucionado rápidamente en la última década, dando prioridad a las tecnologías de transmisión cero emisiones. Entre las alternativas 100% eléctricas, los vehículos de pila de combustible han ido ganando impulso en los últimos años. Garrett está entre los fabricantes que trabajan para hacerlos más eficientes, desarrollando un innovador turbo eléctrico de dos etapas.

Durante más de sesenta años, la empresa estadounidense se ha hecho un nombre como uno de los principales fabricantes de sistemas de inducción forzada.

Usando esa valiosa experiencia, Garrett desarrolló un compresor eléctrico de dos etapas que permite a los fabricantes de automóviles optimizar el potencial de sus trenes de potencia FCEV impulsando las pilas de combustible de hidrógeno a mayores presiones.

Estos vehículos son un paso clave en el camino hacia un futuro 100% eléctrico y cero emisiones que ofrece una mejor autonomía y tiempos de repostaje más rápidos que los vehículos eléctricos convencionales alimentados por baterías.

Usan hidrógeno y oxígeno, que se combinan en una sola célula para producir electrones libres y agua limpia. Múltiples células se unen en una pila de combustible, generando suficiente electricidad para alimentar un vehículo.

Al igual que los motores de combustión interna convencionales, cuando estas pilas son impulsadas a una mayor presión y flujo, su densidad de potencia y eficiencia pueden ser mejoradas.

Esto permite a los fabricantes de automóviles reducir el tamaño de las pilas e instalarlas en múltiples tipos de vehículos. El aumento de la eficiencia también permite usar depósitos de combustible más pequeños que pueden integrarse en el chasis sin ocupar demasiado espacio.

El revolucionario turbo eléctrico de Garrett puede funcionar continuamente a una potencia de hasta 20 kW, suministrando aire a la pila de combustible a una presión de 58 PSI (4 bar).

Esto es posible gracias a la combinación de la tecnología aeroespacial con los últimos avances en automoción, como los cojinetes aerodinámicos que aumentan la eficiencia del turbo, reducen drásticamente el ruido y eliminan la necesidad de usar aceite de compresor.

El resultado es una unidad ligera y extremadamente compacta que permite a los fabricantes de automóviles reducir el tamaño de las pilas de combustible de hidrógeno en un 40% con respecto a los sistemas anteriores, al tiempo que aumenta la potencia de salida.

Honda ha estado usando el turbo eléctrico de dos etapas de Garrett en el Clarity FCEV. En comparación con su predecesor, usa una pila de celdas más pequeña y un tanque de combustible, lo que permitió a los ingenieros aumentar el espacio interior que ahora puede sentar cómodamente a cinco adultos.

Combinado con el motor eléctrico altamente eficiente de Honda y las celdas de combustible V Flow, el revolucionario turbo ayuda a proporcionar suficiente potencia para igualar el rendimiento de un sedán con motor V6, según el fabricante.

Más información: www.garrettmotion.com