El Tesla ha sido condenado a pagar una multa de 12 millones de euros en Alemania por supuestamente violar las leyes alemanas sobre el reciclaje de las baterías de los coches eléctricos.

La empresa californiana, según un documento enviado a la Comisión de Valores y Bolsa de EE.UU., ha sido sancionada por el Umweltbundesamt, la Agencia Federal de Protección Ambiental de Alemania.

En particular, la empresa californiana no cumplió con los reglamentos que exigen que los fabricantes de automóviles retiren las baterías al final de su ciclo para que se eliminen de forma respetuosa con el medio ambiente.

Tesla señaló que había cumplido los requisitos legislativos y subrayó que la multa no estaba vinculada al incumplimiento de los reglamentos, sino al incumplimiento de ciertas obligaciones administrativas.

Hemos presentado nuestra objeción“, explicaron desde Palo Alto, señalando que no ven ningún impacto negativo sustancial en las actividades operacionales.

Dicho esto, este es, sin embargo, otro problema al que se enfrenta Tesla en Alemania, donde el proyecto de construir la primera Gigafactoría Europea está encontrando algunos obstáculos, incluyendo el reciente despido del director del proyecto, Evan Horetsky. Se desconocen las razones oficiales de su salida de Tesla, pero una de las causas parece estar relacionada con la paralización de las obras generada por el impago de las facturas de agua.