El alcalde precisó que se estudian otras medidas distintas al toque de queda.

Una vez el gobernador del Meta, Juan Guillermo Zuluaga, dejó en manos de los alcaldes de los 29 municipios del departamento, la decisión de prorrogar o no el toque de queda que se había decretado para el fin de año, se han conocido algunas determinaciones locales.

Por un lado, la alcaldesa de Restrepo, Marlén Mojica, anunció que pedirá al Ministerio del Interior, autorización para extender el toque de queda hasta finales del mes de enero, debido al incremento acelerado de los casos de covid-19.

Caso contrario en Villavicencio, el alcalde Juan Felipe Harman, aseguró que la ciudad “no volverá a confinamiento total” y que establecerá medidas distintas al toque de queda, todo esto argumentando que las cifras de casos de covid-19 van en descenso.

“Todo depende de usted ciudadano, de su comportamiento. Por ahora no entraremos en un nuevo confinamiento, pero eso depende de la disciplina de la gente”, señaló el mandatario.

Harman Ortiz confirmó que durante el fin de semana de Reyes, no se autoriza el servicio en bares y discotecas, para evitar las aglomeraciones, y que se realizarán operativos para judicializar a quienes organicen fiestas clandestinas, violando las medidas sanitarias y los protocolos de bioseguridad y aforo.

Fuente