El Ejército y la Policía redoblarán operativos en Ciudad Porfía, donde se ha reportado la mayoría de estos casos.

Mientras muchos padres de familia rechazan la posibilidad de enviar a sus hijos a estudiar de forma presencial, por el temor a que se contagien de covid-19 en las aulas de clase, otros dejan a sus hijos deambular en la calle hasta altas horas de la noche y consumir licor.

“Hago un llamado a padres de familia, pues en los patrullajes nocturnos he podido evidenciar menores a altas horas de la noche, en los que se nota el consumo de estupefacientes y bebidas embriagantes. Entonces, ¿dónde están los responsables, su círculo familiar? Así mismo, le hemos pedido a la Sijín que se avance en los procesos de investigación en el tema de microtráfico, que tanto daño le está haciendo a esta juventud”, manifestó Andrea Lizcano, secretaria de gobierno de Villavicencio.

Así mismo, la funcionaria dijo que se abarcó el tema relacionado con el trabajo que viene realizando el ejército en la comuna Ocho, especialmente en el barrio Ciudad Porfía, en el que se han incrementado los casos de delincuencia, hurtos, riñas, intolerancia y homicidios.

“Es un último esfuerzo que le pedimos a la comunidad, ya que estamos a dos o tres meses de la llegada de la vacuna, y es que nos apoyen en este esfuerzo para evitar que se incrementen los contagios, pues cuando se hizo la reapertura económica con ciertas restricciones, logramos que las cifras no fueran tan altas, pero las fiestas decembrinas nos echaron abajo gran parte del trabajo que habíamos logrado”, puntualizó. 

Fuente