Noruega se ha convertido en el primer país del mundo donde los coches eléctricos representan más de la mitad de las nuevas matriculaciones.

A pesar de que la pandemia del COVID-19 retrasó el lanzamiento de varios modelos nuevos, los vehículos eléctricos representaron el 54,3% de las ventas de coches nuevos el año pasado, frente al 42,4% del año anterior, según Opplysningsradet.

En diciembre, las ventas de coches eléctricos establecieron un récord mensual en Noruega, representando el 66,7% de las ventas nuevas, las cifras se vieron impulsadas por la llegada de nuevos modelos.

Esta es una tendencia extremadamente positiva“, dijo Christina Bu, secretaria general de la Asociación Noruega de Vehículos Eléctricos.

Bu afirma que Noruega fue el primer país en superar el umbral del 50%, agregó que el país está “casi en camino de cumplir los objetivos para 2025“.

El país nórdico, que irónicamente es el mayor productor de petróleo de Europa Occidental, tiene como objetivo que todos los nuevos vehículos sean de “cero emisiones”, es decir, que funcionen con electricidad o hidrógeno, para ese año.

Noruega se ha adelantado al resto de Europa a la hora de allanar el camino para los coches eléctricos, con grandes subvenciones.

A diferencia de los coches de diesel o gasolina, los coches limpios están prácticamente libres de impuestos en el país, lo que hace que sus precios sean mucho más competitivos, aunque se hayan reducido otros beneficios, como la exención de peajes y la posibilidad de usar los carriles reservados para el transporte público.

Los cuatro modelos más vendidos en el país nórdico fueron el Audi e-tron, el Tesla Model 3, el Volkswagen ID.3 y el Nissan Leaf, todos 100% eléctricos.

El quinto, el Volkswagen Golf, se puede comprar en versión recargable, pero las estadísticas no diferencian los tipos de motor.

Los vehículos híbridos, que combinan combustibles fósiles y electricidad, también ganaron cuota de mercado en 2020, hasta el 29,1% en comparación con el 25,9% en 2019.

A pesar de superar al resto del mundo, la Asociación Noruega de Vehículos Eléctricos quiere más y esperaba que los coches eléctricos representaran alrededor del 60% de los nuevos coches el año pasado.

Lo habríamos logrado si no hubiera sido por el coronavirus“, dijo Bu.

Pero el virus ha retrasado varios lanzamientos“, añadió.

Para este año la asociación espera que los coches eléctricos representen el 65% de las ventas.

Por primera vez, se espera que el número de lanzamientos de modelos eléctricos, hasta 40, supere al de otros vehículos, menos de 30, incluyendo los híbridos recargables“, dijo Bu.