Con un acumulado de 30.483 casos positivos de covid-19, 546 personas fallecidas y una ocupación del 78% en las Unidades de Cuidados Intensivos de la capital del Meta, arranca el puente festivo de Reyes en Villavicencio.

Así lo dio a conocer Tanya Cortés González, secretaria de Salud en el municipio, quien indicó que, de acuerdo con el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) en el Meta, en Villavicencio existe una oferta de 173 camas, de las cuales en cuidado crítico están ocupadas 53, así como 36 camas hospitalarias y 75 camas no covid-19.

Esto representa un porcentaje de ocupación del 78%, aclarando que actualmente se adelantan visitas de auditoría para lograr consolidar los datos totales.

“Esperamos que a finales de enero o inicios de febrero tengamos un repunte en esa ocupación por el mal comportamiento de la ciudadanía en las fiestas de fin de año”, dijo la secretaria de Salud.

“Eso va a tener su consecuencia en el incremento de casos, y lo que se quiere con las medidas que se toman es precisamente poder tener la oferta para ese porcentaje de población que se complica y llega a requerir de atención en camas UCI”, aseguró la funcionaria.

Cortés agregó que, durante la temporada de fin de año, la Administración ‘Villavicencio Cambia Contigo’ llevó a cabo varios operativos de vigilancia y control al cumplimiento de las medidas sanitarias y de bioseguridad.

Estos operativos llevaron al cierre de 14 establecimientos comerciales importantes de la ciudad, pero muchas personas no acataron las medidas y los protocolos, por lo que se espera un incremento considerable de casos a fin de mes.

“Es importante decir que la ciudad, en este momento, no tiene un pico, pero sí se está presentando un incremento de casos y lo que queremos es que haya la oferta de camas UCI para poder atenderlos”, explicó. De acuerdo con los datos epidemiológicos, en Villavicencio hay 1.885 casos activos, 28.052 recuperados y 12.180 sospechosos por confirmar. Con corte al 6 de enero, en el municipio se han practicado 136.456 pruebas para detectar el covid-19, de las cuales 95.489 corresponden a pruebas PCR y 40.967 a pruebas de antígeno.