Palestina denuncia que Israel está aprovechando los últimos días de Donald Trump en la Presidencia de EE.UU. para acelerar la construcción de asentamientos.

A través de un comunicado emitido este domingo, el Ministerio palestino de Asuntos Exteriores ha señalado que el régimen de ocupación de Israel se esfuerza por cometer el mayor número de violaciones posibles y, en particular, acelerar su plan expansionista de construcción de asentamientos, antes de que Trump abandone la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

“Israel tiene como objetivo cerrar la puerta a cualquier oportunidad de establecer un Estado palestino soberano, conectado geográficamente con su capital”, es decir Al-Quds (Jerusalén), se lee en la nota.

La Cancillería palestina también ha criticado el silencio que mantiene la comunidad internacional ante las graves violaciones del derecho internacional por parte del régimen de ocupación de Tel Aviv. De hecho, los actos de Israel equivalen a crímenes de guerra y de lesa humanidad, indica el texto.

 

La Cancillería palestina, en referencia a la expansión de los asentamientos israelíes Pisgat Zeev y Gilo en los territorios ocupados palestinos, ha denunciado que Israel sigue demoliendo viviendas palestinas para desarrollar sus colonias.

Desde su llegada al poder en 2017, el presidente saliente estadounidense ha adoptado una política proisraelí. Israel construyó 26 331 unidades de vivienda en asentamientos durante los años 2017-2020, en comparación con las 10 331 casas en los años 2013-2016, gracias al apoyo brindado por la Administración de Trump, según indicó en noviembre la oenegé israelí Peace Now (Paz Ahora).

Palestina advierte que el pleno apoyo de EE.UU. anima a Israel a ocupar más territorios palestinos. Por ello, llama a la comunidad internacional a tomar medidas prácticas para obligar al régimen sionista a poner fin a su expansionismo.

ftn/ncl/hnb