Demócratas de la Cámara de Representantes de EE.UU. divulgan una resolución para destituir a Donald Trump por incitar “deliberadamente” a la violencia en el país.

El presidente saliente “puso en grave peligro la seguridad de EE.UU. y las instituciones del Gobierno. Amenazó la integridad del sistema democrático, interfirió con la transición pacífica del poder y puso en peligro una rama coordinada del Gobierno”, han denunciado los miembros del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes, mediante una resolución publicada este lunes, en el marco del inicio de un segundo juicio político contra el mandatario republicano.

Tal resolución acusa al aun inquilino de la Casa Blanca de “incitar deliberadamente a la violencia” contra el Gobierno estadounidense, instrumentalizando el supuesto fraude electoral en las presidenciales del pasado mes de noviembre, sobre todo después de que instara a sus partidarios a detener una sesión del Congreso en la que se procesaba la certificación del triunfo del demócrata Joe Biden, lo que resultó en un violento escenario en el Capitolio del país, que se saldó con cinco muertos.

El texto agrega, asimismo, que el mandatario saliente, durante un mitin celebrado en Washington, la capital, “hizo deliberadamente” unas declaraciones en las que alentaba a sus simpatizantes a llevar a cabo acciones “ilegales inminentes” en la sede del Legislativo.

En esta misma línea, los democratas acusan a Trump de “traicionar la confianza” del pueblo y cometer un “agravio manifiesto”

El domingo, varias fuentes cercanas al vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, revelaron que, en el caso de que Trump se vuelve cada vez “más inestable”, Pence invocará la Enmienda 25 de la Constitución norteamericana para destituir al magnate.

Si el vicepresidente rechaza activar esta ley contra Trump, los demócratas, votando dicha resolución, lo convertirán en el primer mandatario en la historia de EE.UU. en ser sometido a un juicio político dos veces.

shz/ctl/rba