El proceso de juicio político contra Trump puede iniciarse, aun si el vicepresidente Mike Pence rechaza activar la Enmienda 25, opina un analista.

En una entrevista concedida el lunes a la cadena HispanTV, el analista de temas políticos José Antonio Egido declaró que “la situación en EE.UU. está acelerada, porque ya los demócratas han puesto en la Cámara de Representantes una petición de impeachment  para desalojar del poder a Trump”, agregó.

A juicio del experto, “en caso de que Mike Pence no acceda a activar la Enmienda 25 [de la Constitución de EE.UU.], el proceso [de impeachment] va seguir adelante, porque tiene los números suficientes de votos” en ambas cámaras legislativas.

“Trump está muerto, aunque dentro del Partido Republicano sigue teniendo mucha fuerza. Hay que recordar que ha tenido 75 millones de votos”, aseveró.

Si bien, Egido matizó que el mandatario republicano podría cesar a todos los secretarios de su gabinete “para que nadie respalde la Enmienda 25”, la cual permite que el vicepresidente aparte al presidente del poder.

Estados Unidos actualmente tiene una gran crisis política, tanto en el Partido Republicano como en el Partido Demócrata, que son “los dos ejes por los que gran burguesía del país norteamericano administra el poder”, indica el entrevistado.

En otra parte de sus declaraciones, el experto afirma que como “Biden es una persona debilitada en su salud por su edad, se espera que el rol importante lo tenga la vicepresidenta, Kamala Harris”.

 

La nueva crisis en EE.UU. comenzó el miércoles 6 de enero con una convocatoria del aún presidente para que sus partidarios se concentren cerca de la Casa Blanca. En el mitin, Trump pidió a los participantes que se dirigieran al Capitolio para detener una sesión conjunta en la que los legisladores querían certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

La situación ha sido considerada por muchos críticos de Trump como un “intento de golpe de Estado”.

Numerosos senadores y congresistas, tanto demócratas como republicanos, culparon a Trump del caos, e incluso los miembros del Gabinete debatieron la posibilidad de destituir al mandatario según la 25.ª Enmienda de la Constitución.

De hecho, la presidenta de Cámara Baja de EE.UU., Nancy Pelosi, declaró estar lista para iniciar un nuevo juicio político contra Trump, pese a que le quedan solo nueve días como presidente.

mgh/ncl/hnb