Encuentran por casualidad un cachorro de lobo de 57 000 años congelado en perfecto estado en la región de Yukón, sita en el noroeste de Canadá.

Un minero que trabajaba cerca de los campos de oro de Klondike, alrededor de la ciudad de Dawson, descubrió los restos momificados de un cachorro de lobo que había permanecido congelado en permafrost (capa del suelo permanentemente congelado) durante 57 000 años en Yukón, un territorio silvestre, montañoso y escasamente poblado, según publicó el lunes la revista Current Biology.

El increíble estado de conservación del animal, que es una hembra, permitió a los expertos acceder a una amplia información sobre su edad, estilo de vida y relación con los lobos modernos.

“El animal está tan increíblemente bien conservado que incluso se ha examinado el contenido de su estómago. Su buen estado de conservación ofrece una oportunidad única a los expertos de analizar cómo vivían hace miles de años”, dijo el Mar Gómez, meteoróloga española y doctora en ciencias físicas.

Mediante un hilo que se volvió tendencia el martes, pese a que el descubrimiento se realizó en el año 2016, la experta agregó que el cachorro, todavía tenía gran parte de su pelo, sus dientes y otras partes del cuerpo, al igual que sus órganos intactos; también tenía entre seis y siete semanas de edad.

Además, los investigadores creen que el animal estaba en su guarida y murió instantáneamente enterrado por el colapso de la cueva. 

ftn/ktg/mjs



[elfsight_social_share_buttons id="1"]

Source link