El Great American Rail-Trail se extenderá casi 6.000 km cuando esté completo, y dará servicio a 50 millones de personas en un radio de 80 km de la ruta.

El ciclismo y las rutas seguras son vitales para que las ciudades planifiquen su recuperación post-pandémica.

Con una extensión de casi 6.000 km y atravesando 12 estados, el Great American Rail-Trail permitirá a los ciclistas atravesar todo EE.UU.

El sendero multiuso irá desde Washington DC en el este hasta el estado de Washington en la costa del Pacífico. Planificado en mayo de 2019, la ruta conectará más de 145 caminos existentes. Hasta ahora se han completado más de 3.200 km.

Décadas de elaboración, el proyecto es liderado por la Rail-to-Trails Conservancy (RTC), que ha recaudado más de 4 millones de dólares en fondos públicos y privados. Servirá a 50 millones de personas en un radio de 80 Km. del camino una vez terminado.

Los senderos ferroviarios -caminos construidos sobre vías de ferrocarril en desuso- y otras rutas recreativas han demostrado ser inestimables para muchos durante la pandemia de COVID-19, proporcionando rutas alternativas de desplazamiento y espacio para que la gente haga ejercicio, a menudo cerca de zonas urbanas edificadas.

Este año ha demostrado lo vitales que son para el país proyectos como el Great American Rail-Trail. Millones de personas han encontrado su camino en los senderos como una forma de hacer frente a la pandemia.

A medida que el Great American Rail-Trail conecta más pueblos, ciudades, estados y regiones, esta infraestructura sirve como la columna vertebral de comunidades resistentes, a la vez que nos une en torno a una visión audaz, ambiciosa e impactante.

Ryan Chao, presidente de la RTC.

YouTube

Más información: www.railstotrails.org