Contrarrestando el accionar delictivo del grupo armado organizado residual Estructura Primera, soldados evitaron un posible caso de suplantación de identidad, en el que estas personas al margen de la ley, estarían intentando hacerse pasar por efectivos de la Policía Nacional, y así lograr la comisión de delitos como atentados terroristas, secuestros y extorsión.

En el desarrollo de la Operación Mayor José María Córdova, el comando de la Vigésima Segunda Brigada de Selva orgánica de la Cuarta División del Ejército Nacional en el cumplimiento a la misión constitucional logró incautar un numeroso material de dotación al parecer pertenecería a la Policía Nacional, los cuales según inteligencia militar serían usados por miembros del GAO-r Estructura Primera para suplantar a miembros de esta institución.

La acción militar tuvo lugar en zona rural de la vereda Guanapalo, municipio de San José del Guaviare, en el departamento de El Guaviare, donde soldados del Batallón de Infantería N. °19 general Joaquín París, ubican un depósito ilegal en medio de la selva encontrando en su interior dieciséis uniformes, acompañados de otros elementos institucionales como camisetas, gorras, riatas, arnés, equipo de campaña y porta proveedores para pistola. Es de recabar que este tipo de material es de uso privativo de las Fuerzas Pública, tipificado como un delito.

Sobre la operación militar, el señor brigadier general Giovanni Rodríguez León, comandante de la Vigésima Segunda Brigada de Selva, elogió el avance que la inteligencia militar ha obtenido y señaló que: «Cada vez son más los militares que se capacitan en el uso de herramientas convencionales, este año la inteligencia militar ha logrado un avance tanto en tecnología como en el entrenamiento. Vienen más resultados, estamos trabajando para enfrentar a quienes intenten alterar el orden público en la región de la esperanza; a eso venimos y estamos dispuestos a continuar con el control territorial y a neutralizar las economías ilícitas, principal interés del comando de la Cuarta División».

El alto oficial indicó además que seguirán las operaciones conjuntas, coordinadas e interinstitucionales, tanto en beneficio de las comunidades como en la preservación y la integrad de soldados y policías.

De esta manera, el Ejército Nacional en el Guaviare, trabaja para ayudar a garantizar la seguridad y tranquilidad de los colombianos al suroriente de país y contrarrestar el accionar delictivo de los grupos armados organizados residuales y grupos delincuenciales organizados presentes en la región.