YouTube también suprimió uno de sus vídeos por vulnerar su política contra la incitación al odio:

“Dada la preocupación sobre el actual riesgo de violencia, hemos suprimido el nuevo contenido publicado en el canal de Donald J. Trump por violación de nuestras políticas”, escribió la plataforma de videos en un comunicado.

El canal del mandatario quedó “temporalmente inhabilitado para descargar nuevos contenidos por al menos siete días”, añadió YouTube.

Esto significa que Trump no volverá a tener su canal al aire sino hasta después de haber abandonado la presidencia, el 20 de enero.

La semana pasada, Facebook suspendió las cuentas de Trump tras la violenta invasión del Congreso estadounidense por una turba de sus seguidores, la cual perturbó la certificación de la victoria electoral del demócrata Joe Biden.

Twitter fue aún más lejos al suprimir la cuenta del multimillonario republicano, quitándole su plataforma favorita, al tiempo que otras redes sociales como Snapchat y Twitch también suspendieron las cuentas de Trump.

Fuente