Las muestras de roca lunar traídas a la Tierra por la sonda china Change-5 son un “regalo inapreciable” para la ciencia, opina un investigador ruso.

Para la ciencia, es un regalo inapreciable, como la piedra de Rosetta que ayudó a descifrar los jeroglíficos del antiguo Egipto”, ha mencionado un científico en una entrevista concedida a la agencia de noticias rusa Sputnik, publicada este jueves.

Asimismo, ha explicado que la roca lunar traída a la Tierra permitirá lograr informaciones sobre una grande región adyacente al lugar donde fueron tomadas las muestras. Además, ha detallado que podría obtenerse informaciones sobre el cambio de la actividad del Sol, sobre la atmósfera de la Tierra y la composición del viento solar mantenido en la roca, entre otros, esperando que el país asiático invite a los científicos de otros países como Rusia para estudiar dichas muestras.

La sonda Chang’e-5 logró recolectar fragmentos de piedras lunares y de suelo, siendo las muestras más grandes recopiladas desde 1970. Los científicos chinos compartirán los datos obtenidos sobre la base de convenciones internacionales.

“De acuerdo con las convenciones de cooperación internacional y los pactos de cooperación multilaterales y bilaterales, emitiremos reglas sobre el manejo de las muestras y datos lunares”, señaló Wu Yanhua, subdirector de la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA, por sus siglas en ingles), asegurando que Pekín está dispuesto a compartir muestras lunares con instituciones y científicos de varios países de ideas afines.

 

mdh/lvs/mkh

[elfsight_social_share_buttons id="1"]

Source link