DepartamentalMunicipiosNoticiasRecientes

Soldados en Guaviare, construyen comedores artesanales para animales de la calle.

Con la creación del proyecto sobre protección hacia de los animales de la calle, en San José del Guaviare, estos ángeles camuflados han logrado transformar su mundo, sumando esfuerzos con otras entidades y motivando con su ejemplo a los colombianos para mejorar las condiciones de vida de un sinnúmero animales domésticos que viven en condición de vulnerabilidad en nuestro país.

En Colombia, la ley 1774 de 2016 establece las sanciones y multas por maltrato animal, y dicta que son seres con derechos, recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial, “el causado directa o indirectamente por los humanos, por lo cual en la presente ley se tipifican como punibles algunas conductas relacionadas con el maltrato a los animales, y se establece un procedimiento sancionatorio de carácter policivo y judicial.”

Entre los principales problemas al que se enfrenta un animal en estado de indefensión, gira en torno al abandono, su manejo, albergue o maltrato, por eso en lo que corresponde a la tenencia responsable de animales domésticos implica el hecho de que quien se denomina propietario de un animal de compañía, asume la responsabilidad de garantizarle sus necesidades básicas, como la alimentación, bebida, el techo, recreación, libertad de movimiento y atención médico veterinaria.

Ángeles Camuflados

Ante esta problemática, y como parte de las políticas de buen trato al interior de la Cuarta División, el sargento segundo Héctor Hernández Hurtado con 17 años de servicio y vocación militar, hoy integrante del Batallón de Infantería N.°19, en la Brigada Selva N. °22, desarrolla una labor altruista en pro de los animales en San José del Guaviare, inspirado en el respeto a ellos, se ha convertido en uno de los ángeles camuflados de esta historia; rescatando y protegiendo a los caninos y gatos que deambulan sin rumbo y hogar en la capital de la Esperanza, para brindarles su cuidado, mejorándoles significativamente su calidad de vida.

El sargento Hernández, y un grupo de soldados se han unido a esta hermosa causa, quienes, con ingenio y creatividad, elaboran comederos de manera artesanal, con tubos de PVC y tapas del mismo material, que permite la protección de los alimentos o agua depositados, así como un fácil acceso de su contenido para estos amigos de cuatro patas. Los comederos no solo son funcionales, sino que están hechos con amor, tienen el toque especial en su diseño, con pinturas de múltiples colores que identifican su noble propósito.
«Estamos entrenados no solo resguardamos la vida y seguridad de nuestros compatriotas, también brindamos protección y ayuda a la fauna y flora, trabajando por el medioambiente y seres vivos, entre ellos por los animales que viven en la calle. Un proyecto de responsabilidad social, con el fin de llevarles alimento e hidratación diaria para que puedan sobrevivir» comentó el sargento Hernández.

Es así, que con aproximadamente 20 de estos comederos instalados en los sitios de mayor afluencia en la ciudad, como el Parque de la Vida y la zona del comercio en San José del Guaviare, los soldados dan ejemplo a los ciudadanos del respeto y consideración por los animales de la calle.

Según estadísticas del Ministerio de Salud, en años anteriores se habría logrado la vacunación de aproximadamente 26.295 animales callejeros entre perros y gatos, a lo largo y ancho de los municipios de Calamar, Miraflores, El Retorno y la capital guaviarense, una cifra considerable que representa un aliciente para continuar apoyando este noble propósito.

Más ángeles en acción

A esta importante labor social liderada por el Ejército Nacional, se ha sumado la fundación ‘Rescata y AdoGta’, con su directora Andrea Victoria Cancino, quien asegura «En Colombia se ha hablado mucho de protección y bienestar animal, de hecho, existen leyes que amparan su cuidado y protección, pero se hace necesario contar con la conciencia ciudadana sobre la ayuda que necesitan recibir perros y gatos que deambulan por las calles y no tienen un hogar o una persona responsable de su tenencia. Por eso, gracias al Ejército y los soldados que nos dan su mano amiga y nos alientan a continuar trabajando por nuestros animales callejeros».

La fundación Rescata y AdoGta está constituida desde octubre del 2018 y se encuentra ubicada en cercanías del sector de Agua Bonita, en el municipio de San José del Guaviare, funcionando como centro de bienestar animal, con la misión de rescatar a los amigos de cuatro patas que se encuentran en la calle.

Actualmente tiene bajo su protección 65 perros rescatados de las calles, los cuales han recibido cuidado y atención veterinaria, pero sobre todo mucho amor y consideración.

La unión hace la Fuerza

Una labor altruista donde se encuentra la vocación del soldado, como homenaje a los miles de héroes de 4 patas que han ofrendado su vida y de esta fundación sin ánimo de lucro, que, uniendo esfuerzos, busca mejorar la calidad de vida de estos animales domésticos.

Una tarea que se continuará adelantando con el fin de seguir ayudando a los perros y gatos callejeros, concientizando a la comunidad en general, para que se unan a esta iniciativa, abasteciendo los comederos dispuestos en las calles de San José del Guaviare, con purina y agua, para así seguir garantizando su alimento diario.

Una misión que desde el Comando de la Vigésima Segunda Brigada muestra la importancia que radica el respeto hacia todos y el mensaje hacia las nuevas generaciones. Sin importar las condiciones siempre estos ángeles guardianes estarán prestos a preservar y contribuir con iniciativas a la mejora de las comunidades.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: