La sucursales del gigante Google en Irlanda y Francia han acordado pagar una multa de 1,1 millones de euros (1,34 millones de dólares) después de que una investigación descubriera que las clasificaciones de hoteles de la compañía podían ser engañosas para los consumidores, según fue informado este lunes.

El Ministerio de Finanzas y el órgano de control del fraude de Francia también indicaron en un comunicado que Google ha modificado sus prácticas de clasificación de hoteles desde septiembre de 2019.

La investigación se abrió en 2019, después que propietarios de hoteles protestaron sobre las estrellas otorgadas por la agencia de desarrollo turístico France Atout, las cuales, según ellos, no estaban siendo tomadas en cuenta por el gigante tecnológico.

En este caso, se descubrió que unos hoteles tenían más o menos estrellas de las que señalaban su clasificación.

“Una práctica especialmente perjudicial para los consumidores, que fueron engañados sobre el nivel de servicio que podían esperar”, señaló el organismo.

Después de que el caso fue expuesto en París, ante la Fiscalía, Google aceptó el acuerdo. Además, informó que se hicieron los “cambios necesarios para reflejar únicamente la calificación de estrellas francesa de hoteles en mapas y búsqueda de Google”.



Fuente: HD Tecnologia

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)