Aunque parezca de película, un conductor de bus transitó varios metros con una moto pegada a la cola de su vehículo mientras que este echaba chispas por el contacto con el pavimento.

Las razones que llevaron a este hecho se desconocen, pero lo que más impactó a quienes grabaron la situación es que, a pesar de lo peligroso que se veía el momento, el busetero no quiso frenar hasta que otro carro se interpuso en su camino.

La moto quedó a mitad de camino y, según se escucha en la narración que acompaña el video, el motociclista quedó “bien, pero allá parado”, así que nadie entiende cómo sucedieron estos hechos.

Lo cierto es que el grupo de ciudadanos que fueron testigos de esta situación recriminaron la actitud del conductor de bus, que manejaba a alta velocidad poniendo en peligro a los demás vehículos de la vía.

Según Semana, esta situación se vivió en Santander, pero no explica cuándo pasó. Este es el video publicado por el medio:

Fuente

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)