ISLAMABAD, PAKISTÁN – El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha dicho que los insurgentes talibanes en Afganistán deben hacer más para cumplir con los términos de un acuerdo de paz de 2020 con Estados Unidos para permitir que todas las fuerzas internacionales abandonen el país antes de la fecha límite de mayo.

Stoltenberg habló con reporteros el lunes en Bruselas antes de una reunión, prevista a finales de esta semana, de ministros de Defensa aliados donde se discutirá el futuro de la presencia de la OTAN en Afganistán de acuerdo con el acuerdo del 29 de febrero entre Estados Unidos y los talibanes.

El jefe de la OTAN, sin embargo, advirtió contra la realización de una retirada abrupta de tropas extranjeras, diciendo que podría convertir nuevamente a Afganistán en un refugio para terroristas internacionales.

EE.UU. sopesa suspender el acuerdo de paz y los talibanes matan a 21 soldados afganos

El acuerdo de paz entre EE.UU. y los talibanes está estancado. Ambos bandos se acusan mutuamente de bloquearlo. Los insurgente amenazan con que, si Washington no respeta el acuerdo, podría producirse una “peligrosa escalada” de la violencia.

“Sigue siendo necesario que los talibanes hagan más cuando se trata de cumplir sus compromisos, incluido el compromiso de romper los lazos para no brindar ningún apoyo a las organizaciones terroristas”, argumentó Stoltenberg.

“Entonces, nuestra presencia se basa en condiciones. Si bien ningún aliado quiere quedarse en Afganistán más tiempo del necesario, no nos iremos antes de que sea el momento adecuado”, enfatizó. “Necesitamos encontrar el equilibrio adecuado entre asegurarnos de no quedarnos más tiempo del necesario y, al mismo tiempo, no salir demasiado pronto”.

En esta foto del 12 de septiembre de 2020, una delegación talibán llega para asistir a la sesión inaugural de las conversaciones de paz entre el gobierno afgano y los talibanes en Doha, Qatar.

El acuerdo firmado bajo el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, ayudó a iniciar las primeras conversaciones de paz directas entre los talibanes y el gobierno afgano en septiembre pasado. Ha permitido a Washington reducir el número de fuerzas estadounidenses en el país a 2.500 desde casi 13.000 hace un año.

Pero Afganistán ha experimentado recientemente un aumento en la violencia, lo que llevó al presidente estadounidense Joe Biden a revisar el acuerdo para examinar si los insurgentes están cumpliendo con sus compromisos y si cerrarán la que ha sido la intervención militar estadounidense más larga en el extranjero.

La participación militar de Estados Unidos en Afganistán ha cobrado la vida de más de 2.400 soldados estadounidenses y ha costado a Washington casi un billón de dólares.

Stoltenberg se hizo eco del escepticismo de Estados Unidos sobre las intenciones de los talibanes de poner fin a las hostilidades.

“Las conversaciones de paz siguen siendo frágiles y el nivel de violencia sigue siendo inaceptablemente alto, incluidos los ataques de los talibanes contra civiles”, dijo Stoltenberg. “Los talibanes deben reducir la violencia, negociar de buena fe y cumplir su compromiso de dejar de cooperar con los grupos terroristas internacionales”.

Los líderes afganos han alegado que los talibanes se están demorando en las conversaciones de paz porque los insurgentes planean tomar el poder por medios militares una vez que todas las fuerzas extranjeras lideradas por Estados Unidos se retiren del país.

Violencia en Afganistán es aún “demasiado alta”, dice el jefe del Ejército de EE.UU. en Oriente Medio

La violencia contra las tropas estadounidenses en Afganistán ha cesado, pero no los ataques talibanes contra las fuerzas locales.

Los talibanes han rechazado repetidamente las acusaciones de que no están cumpliendo con sus obligaciones descritas en el acuerdo con Estados Unidos.  Advirtieron contra el abandono del acuerdo del 29 de febrero, diciendo que conduciría a una “escalada peligrosa” en la guerra de casi 20 años.

En un comunicado emitido antes de la conferencia ministerial de la OTAN, el grupo islamista insistió en que sus combatientes no estaban lanzando nuevas ofensivas y, en cambio, estaban tomando acciones “solo defensivas” para proteger el territorio controlado por los talibanes contra los ataques de las fuerzas de seguridad afganas respaldadas por Estados Unidos.

“Nuestro mensaje para la próxima reunión ministerial de la OTAN es que la continuación de la ocupación y la guerra no les conviene ni a ustedes ni a los de nuestro pueblo. Cualquiera que busque la extensión de las guerras y la ocupación será responsable de ello al igual que las dos décadas anteriores”, dijeron los talibanes.

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1&version=v4.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, “script”, “facebook-jssdk”));

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)