Dos puertos de las Islas Baleares (Ibiza y Savina), España, disponen de un innovador dispositivo para la limpieza y la lucha contra la contaminación marina.

El dispositivo es único en el mundo por las soluciones que propone y por las innovaciones que incorpora.

Se compone de un innovador catamarán solar, una embarcación híbrida semirrígida, y un moderno dron eléctrico para alcanzar las zonas más inaccesibles.

Los tres dispositivos encargarán de retirar residuos sólidos y otros materiales flotantes y semisumergidos de las aguas de Ibiza y la Savina.

El catamarán CatClean85 es 100% eléctrico, enchufable y solar, sin ningún tipo de generador o alternador gasolina o diésel.

Tiene 8,5 metros de eslora, con capacidad para navegar en ambos sentidos de la marcha y una autonomía de baterías como para trabajar dos jornadas (18 horas) a una velocidad entre 2,5 y 3 nudos. Sin embargo, puede tener una autonomía ilimitada con la energía generada con sus placas solares, a una velocidad media de 1,5 nudos.

El sistema de recogida de plásticos y material flotante consiste en una gran pala capaz de levantar cerca de una tonelada de residuos y recoger objetos que van desde los 10 milímetros, hasta residuos del tamaño de un bidón metálico comercial.

Su escaso calado (0,5m) le permite trabajar en zonas poco profundas e incluso escorar sin miedo a la entrada de arena.

Asimismo, puede trabajar en aguas sucias y con productos o líquidos que pueden resultar nocivos para motores convencionales, contemplando la posibilidad de montar un dispositivo de aspiración sin fin, tipo ‘skimmer’, para tareas de recogida de derivados de petróleo y otras sustancias.

Con unas dimensiones de casi dos metros de eslora, y cerca de un metro y medio de siete, el dron acuático -también tipo catamarán-, dispone de una cesta de carga de basura marina de 250 litros de volumen y una autonomía de 8 horas.

Pensado para resultar versátil y llegar a las zonas de más difícil acceso entre pantalanes y barcos, el dron contempla entre otras mejoras, visualización por pantalla LCD, control remoto 4G y 2.4G y alejarse hasta dos kilómetros de la zona de control y manejo.

Su cubierta está panelada con placas solares resistentes a golpes ya la intemperie, y cuenta con cámaras y sistemas de inteligencia artificial para el rastreo y direccionalidad de manera autónoma o semiautónoma.

En cuanto a la embarcación de limpieza semirrígida, de 7,6 m de eslora, está adaptada para la limpieza de zonas de mayor riesgo gracias a sus laterales flexibles y de alta resistencia. Su característica diferencial es su carácter híbrido, con un motor eléctrico para la limpieza de la lámina de agua dentro de los puertos, alimentado para dos baterías de 48 V, que le dan una autonomía de 18 horas.

La proa está dotada con dos amplias canastas de limpieza, y todo su instrumental alimenta por una place fotovoltaica alojada encima de su cabina de gobierno.

Vía www.cronicabalear.es

Desarrollado por: www.onasafeandclean.com

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)