WASHINGTON DC – Los talibanes mantienen “estrechos lazos” con el grupo yihadista Al Qaeda, según un informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Defensa de Estados Unidos divulgado este miércoles, lo que supondría una clara violación del acuerdo de paz firmado por Washington y los insurgentes el año pasado.

“El talibán ha mantenido estrechos lazos con Al Qaeda, a pesar de los requisitos del acuerdo, que no permite operar en suelo afgano a terroristas que amenacen a Estados Unidos y sus aliados”, concluye el reporte

Asimismo, el informe acusa al grupo insurgente de ejecutar aún más actos violentos que antes, ya “con las negociaciones de paz intra-afganas en marcha”. El documento cita diversos ejemplos para sustentar tales alegaciones, entre ellos, “el inicio de una gran ofensiva por parte de fuerzas talibanas” contra la localidad de Lashkar Gah, capital de la provincia de Helmand, el pasado 13 de octubre.

Las conclusiones del reporte, además de ser demoledoras, pueden acabar resultando la puntilla de un acuerdo de paz sobre el que el nuevo gobierno, con el presidente Joe Biden a la cabeza, se ha mostrado escéptico.

Violencia en Afganistán es aún “demasiado alta”, dice el jefe del Ejército de EE.UU. en Oriente Medio

La violencia contra las tropas estadounidenses en Afganistán ha cesado, pero no los ataques talibanes contra las fuerzas locales.

El acuerdo, alcanzado por la Administración Trump y la insurgencia talibán, establecía la retirada total de tropas, tanto estadounidenses como de la Coalición Internacional, para mayo del 2021. Por el contrario, los talibanes se comprometían a dar la espalda a Al Qaeda y a disminuir el nivel de violencia que sufre el país.

Sin embargo, el 2020 fue uno de los años más violentos que se recuerdan en el país. El Pentágono ya advirtió hace meses que ese punto del acuerdo no estaba siendo respetado por los insurgentes afganos. 

A pesar de este inclumplimiento, Washington procedió a reducir su presencia en Afganistán a niveles no vistos desde el comienzo de la guerra, allá por 2001. El pasado 15 de enero, apenas cinco días antes de que Donald Trump abandonara la Casa Blanca, el Pentágono anunció que ya sólo 2.500 militares estadounidenses permanecen desplegados en el país.

No se descarta que el nuevo gobierno dé marcha atrás. De momento, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya ha dicho que los insurgentes talibanes en Afganistán deben hacer más para cumplir con los términos de un acuerdo de paz de 2020 y que la alianza no contempla abandonar el país antes de tiempo. Por su parte, el grupo insurgente hizo esta semana un llamamiento a los estadounidenses para que exijan a la Administración Biden que proceda con la retirada total de tropas.

 

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1&version=v4.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, “script”, “facebook-jssdk”));

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)