El planeta necesita una alternativa limpia al fertilizante de nitrógeno sintético. Pivot Bio tiene la solución.

Durante décadas, la agricultura ha usado fertilizantes sintéticos de nitrógeno para reponer los nutrientes del suelo. Pero este producto químico, usado en la mitad de toda la producción de alimentos, puede tener efectos devastadores para el medio ambiente y la salud.

Pivot Bio, con sede en Berkeley, California, está combatiendo este problema con el primer biofertilizante microbiano del mundo para cultivos de cereales como el trigo, el centeno, el arroz y la cebada.

Bautizado como PROVEN, el producto sustituye a las soluciones sintéticas con microbios fijadores de nitrógeno, que capturan el nitrógeno del aire y lo convierten en una forma que las plantas pueden usar.

Por 50 dólares por hectárea, en comparación con los casi 250 dólares de los fertilizantes actuales, los agricultores obtienen una cosecha más consistente mientras eliminan 1 gigatonelada de emisiones equivalentes de dióxido de carbono.

YouTube

Más información: www.pivotbio.com

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)