Mientras que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha estado llamando a los líderes mundiales que intentan construir una alianza de democracias occidentales para contrarrestar a China, Beijing también ha estado acercándose a la región. Desde diciembre, el presidente chino Xi Jinping ha hablado con más de diez líderes europeos, ya sea por teléfono o por videoconferencia.

Según el cálculo de Beijing, Washington nunca podrá formar una alianza efectiva contra China sin el peso económico y político de Europa. Y Beijing se está moviendo rápidamente confiando en dos de sus mayores herramientas de política exterior hoy en día: el comercio y las vacunas.

En diciembre, funcionarios chinos hicieron concesiones a la Unión Europea (UE) para asegurar el Acuerdo Global de Inversiones UE-China después de siete años de conversaciones. La Comisión Europea lo calificó como “el acuerdo más ambicioso que China haya celebrado con un tercer país”.

La semana pasada, el líder chino Xi presidió una cumbre virtual con más de 10 líderes de Europa Central y Oriental (CEE), prometiendo cooperar en la distribución de vacunas. China también firmó 53 acuerdos comerciales por un total de casi 13.000 millones de dólares. Y Pekín prometió importar bienes por valor de 170.000 millones de dólares de la CEE en los próximos cinco años.

Dividir y gobernar

La relación transatlántica entre Estados Unidos y sus aliados europeos ha sido una de las más fuertes del mundo desde la Segunda Guerra Mundial y se mantuvo así durante toda la Guerra Fría cuando se enfrentó a la amenaza de la Unión Soviética. Sin embargo, la alianza parece menos unificada a la hora de presionar colectivamente a Beijing.

Un día después de que el presidente Xi pidiera multilateralismo y abandonar la llamada mentalidad de la Guerra Fría durante el Foro Económico Mundial en Davos a finales de mes, la canciller alemana Angela Merkel también rechazó los llamamientos para que Europa elija bandos entre Estados Unidos y China.

“Me gustaría mucho evitar la construcción de bloques”, dijo Merkel al foro. “No creo que haga justicia a muchas sociedades si dijéramos que esto es Estados Unidos y más allá está China y nos estamos agrupando alrededor de una u otra. Esta no es mi comprensión de cómo deben ser las cosas.”

El presidente francés Emmanuel Macron pronuncia su discurso después de una reunión a través de una videoconferencia con líderes del G5 Sahel, el 16 de febrero de 2021 en París.

Unos días más tarde, el presidente francés Emmanuel Macron también dijo que la UE no debería agrupar a China con Estados Unidos.

“Una situación para unir a todos juntos contra China, este es un escenario de la mayor conflictividad posible. Esto, para mí, es contraproducente”, dijo Macron durante un debate transmitido por el think tank The Atlantic Council, con sede en Washington, a principios de este mes.

Las encuestas indican que las opiniones de los líderes europeos reflejan las de sus ciudadanos. Un sondeo de opinión reciente del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR) encontró que la mayoría de los europeos quieren que su país se mantenga neutral en un conflicto entre Estados Unidos y China, con el 66% de los alemanes manteniendo esa opinión.

La encuesta realizada en 11 países europeos por el centro de estudios paneuropeo también encontró que la mayoría de la gente cree que China será más poderosa que Estados Unidos dentro de una década.

Peter Morici, exdirector de la Oficina de Economía de la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos, dijo que a diferencia de algunos de los países asiáticos que enfrentan directamente amenazas militares chinas, Europa está muy lejos de las disputas regionales de China con sus vecinos.

Representante comercial de administración Biden se anticipa será “reflexiva y asertiva” con China

Los críticos del presidente Joe Biden han cuestionado si Katherine Tai se mantendrá firme en las disputas comerciales con China. Quienes la que la conocen dicen que no es alguien a quien China podrá engañar o manipular.

Mientras que los líderes europeos quieren que Washington proporcione ayuda en materia de seguridad y defensa, también tienen que hacer negocios con China, dijo Morici a la Voz de América en una entrevista telefónica.

“Reconocen a China como una amenaza sistémica. Están muy preocupados por que China compre su industria, pero sin embargo exportan máquinas y herramientas a China. Y así, los alemanes, ven esto como una forma de beneficiarse”.

¿Tendrá éxito China?

Gary J. Schmitt, académico residente del American Enterprise Institute, dijo que a nivel gubernamental, la estrategia de China hasta ahora ha sido relativamente exitosa. Las promesas de inversión y acceso al mercado chino han llevado a muchos gobiernos a anteponer los intereses comerciales estrechos a preocupaciones a largo plazo.

Sin embargo, no está claro que Europa siga haciéndolo, dijo Schmitt en una entrevista.

El comportamiento chino a nivel nacional e internacional ha creado una base de opiniones públicas negativas y esas opiniones negativas están empezando a tener un impacto en el parlamento de la UE y entre los parlamentarios de varios países”, señaló Schmitt.

China creó el grupo ’17+1′ de Europa Central y Oriental en 2012 para promover las relaciones comerciales, pero el analista Andreea Brinza, vicepresidente del Instituto Rumano para el Estudio de Asia y el Pacífico, dice que hasta ahora ha habido poco que mostrar para las promesas chinas de inversión e infraestructura.

En esta foto de archivo tomada el 3 de noviembre de 2020 activistas prodemocráticos se manifiestan frente a la corte de West Kowloon en Hong Kong.

“Desde mi punto de vista, el ’17+1′ es un mecanismo zombi, mantenido vivo por estas cumbres anuales”, dijo Brinza a la VOA en un correo electrónico.

Brinza, cuya investigación se centra en la geopolítica china, señaló que los líderes de seis países de la UE no se presentaron a la cumbre ’17+1′ de este año, desprestigiando así públicamente a Xi Jinping.

“Se saltaron la cumbre para hacer una declaración y enviar un mensaje a sus aliados”, sostuvo Brinza.

Ivana Karaskova, fundadora de Observadores de China en Europa Oriental y Central (CHOICE, por sus siglas en inglés), enumeró las protestas de Hong Kong, Xinjiang y el brote del COVID-19 entre las razones por las que estos gobiernos decidieron participar a un nivel inferior. Aunque los miembros de la UE están señalando claramente una política exterior más independiente, agregó en una entrevista telefónica, “no significa necesariamente que se esté acercando a China. Por supuesto que no.”

Mientras tanto, la agencia de estadísticas comunitaria Eurostat dijo esta semana que China se convirtió en el mayor socio comercial de la UE en 2020, superando a Estados Unidos. Los analistas dijeron que la economía china está funcionando ahora en niveles casi previos al COVID, mientras que el resto del mundo lucha por hacer frente a la pandemia.

 

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1&version=v4.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, “script”, “facebook-jssdk”));

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)