El sector bancario de Myanmar sigue sumido en el caos, ya que las manifestaciones masivas contra el golpe de Estado vieron cómo vehículos blindados patrullaban las calles de la ciudad de Yangon la semana pasada.

Desde la toma del poder militar a principios de febrero, profesionales de diversos sectores, liderados por trabajadores médicos e incluidos banqueros, se han unido al Movimiento de Desobediencia Civil (MDL), una campaña de huelga para resistir al gobierno militar. Los manifestantes han insistido en que no volverán a trabajar hasta que el gobierno electo haya recuperado su poder.

Manifestantes se manifiestan frente al Banco Central de Myanmar durante una protesta contra el golpe militar y para exigir la liberación de la líder electa Aung San Suu Kyi, en Yangon, Myanmar, el 11 de febrero de 2021.

“No quiero vivir bajo [un] gobierno militar. Entonces, me uní al CDM y lucho por la democracia”, dijo a VOA un empleado del Myanmar Apex Bank (MAB).

Muchos bancos en todo el país permanecen cerrados, mientras que otros han reducido sus operaciones.

Los residentes deben lidiar con largas filas en los cajeros automáticos, mientras que el retiro de efectivo se ha reducido o no está disponible, y las empresas enfrentan dificultades de flujo de efectivo.

Un empleado del Ayeyarwady Bank (AYA) le dijo a la VOA que, aunque las huelgas le han dificultado la vida a la gente corriente y las empresas, lo han hecho más difícil para el gobierno militar.

“El sistema bancario actual de Myanmar se basa en bancos privados. Tenemos que depender de los bancos privados para el flujo de caja del país y nuestras interacciones con los bancos internacionales. Creo que la huelga de los propios empleados de la banca privada dificultará que la junta maneje el dinero”, dijo el banquero.

Birmania: Lo que necesita saber de la crisis reciente

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo que Estados Unidos “apoya al pueblo de Birmania en sus aspiraciones de democracia, libertad, paz y desarrollo”, y pidió al Ejército que revierta inmediatamente sus acciones.

 

Myanmar es una de las naciones más pobres del sudeste asiático y, a pesar de la presión financiera adicional, los banqueros dijeron que personalmente no los están presionando para que regresen al trabajo y que aún no han recibido ninguna visita personal del ejército.

“Hasta ahora, del ejército, todavía no hay visitas”, dijo otro banquero de AYA. Pero el banquero admitió que sabe de “soldados vestidos de civil” que visitan los bancos y solicitan los datos de contacto de los gerentes.

Myanmar, también conocida como Birmania, estuvo gobernada por las fuerzas armadas desde 1962 hasta 2011. En 2015, la líder Aung San Suu Kyi y su partido Liga Nacional de la Democracia (NLD) ganaron las primeras elecciones democráticas abiertas del país.

En las elecciones generales en Myanmar en noviembre de 2020, la oposición respaldada por el ejército perdió mucho frente a la LND, lo que la llevó a afirmar que hubo un fraude electoral generalizado.

El ejército de Myanmar, conocido como Tatmadaw, destituyó al gobierno de la LND el 1 de febrero. El comandante en jefe militar Min Aung Hlaing asumió el poder y anunció un “estado de emergencia de un año” y dijo que se celebrarían elecciones generales en el futuro. Se detuvo a miembros del partido NLD mientras que Suu Kyi y el presidente U Win Myint fueron arrestados.

Desde entonces, se han producido protestas generalizadas en todo Myanmar, y miles de personas han exigido el fin del golpe. Más de 400 personas han sido arrestadas y al menos dos han muerto, entre ellas un manifestante y un oficial de policía, según informes locales.

El nuevo vicegobernador del Banco Central de Myanmar ha criticado el movimiento MDL, alegando que los manifestantes están “destruyendo su propia economía”.

Win Thaw es el sustituto respaldado por el ejército del ex vicegobernador Bo Bo Nge, que, según informes, ha sido detenido y se desconoce su paradero.

Win Thaw dijo a Frontier Myanmar, un medio de comunicación en inglés en Myanmar, que los boicots a largo plazo por parte de los empleados tendrían un impacto negativo en la economía.

Crisis en Birmania: ¿Quién es Aung San Suu Kyi?

Aung San Suu Kyi es hija del héroe de la independencia de Birmania Aung San.

“El sistema bancario es necesario para desarrollar la economía del país. El personal del banco no debería negarse a venir a trabajar “, dijo Win Thaw a Frontier. El vicegobernador agregó más tarde que el Banco Central de Myanmar tiene “planes A, B y C para garantizar que el sistema financiero no se detenga”, pero se negó a dar detalles sobre cuáles eran esos planes.

Zeya Thu, un comentarista político y económico de Myanmar, advierte que la crisis política de Myanmar conducirá a la inestabilidad financiera y que eventualmente “los bancos tendrán que reanudar sus servicios”.

“El hecho de que los bancos estén cerrados hace que la gente se sienta insegura económicamente. Muchos de ellos son económicamente inseguros y piensan que perderán sus ahorros para siempre. Las empresas no podrán proporcionar salarios mensuales”, dijo Thu a VOA.

Aung Wai Yan, tesorero y oficial superior del Shinhan Bank, dice que las protestas han tenido un “impacto inmediato” en todo el país, ya que los bancos temen dispensar efectivo, las tiendas de conveniencia han negado los pagos con tarjeta y los pagos para el comercio internacional y la moneda están casi en un punto muerto.

“La próxima semana es interesante, [son] semanas de días de pago para la mayoría de las organizaciones. [El] servicio del sector bancario es fundamental. El mercado de divisas casi se ha detenido. Los pagos comerciales internacionales [tienen] retrasos. El comercio fronterizo se ha detenido. Se ha detenido el pago de impuestos y el pago logístico. Todos los pagos de importación y exportación se han detenido. Ahora el sector financiero de Myanmar es muy arriesgado”, dijo a la VOA.

El ciudadano estadounidense Adam Hunt, director de ONOW, una empresa FinTech (palabra que fusiona los términos en inglés finance y technology y que se refiere a empresas que usan la tecnología para brindar servicios financieros) -con sede en Myanmar- dijo que Myanmar se ha visto gravemente afectada por la pandemia de COVID-19, lo que ha provocado un aumento de los servicios financieros digitales para facilitar los pagos de asistencia y bienestar social.

Pero desde el golpe, Hunt dijo que su compañía es una de las muchas que enfrentan un futuro incierto bajo el gobierno militar y agregó que el movimiento MDL ha aumentado la incertidumbre en todos los sectores.

“Incluso mientras empresas de todos los tamaños están encontrando formas de apoyar el derecho de protesta de sus empleados, la participación del MDL está generando una incertidumbre sustancial en todos los sectores. Las empresas están haciendo operativos, o desarrollando con furia, planes de continuidad del negocio que requieren reservas de efectivo”, dijo a VOA.

[Este reporte del periodista Tommy Walker fue originalmente publicado en VOA News]

(function(d, s, id) {
var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0];
if (d.getElementById(id)) {return;}
js = d.createElement(s); js.id = id;
js.src = “https://connect.facebook.net/es_LA/all.js#xfbml=1&version=v4.0”;
fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs);
}(document, “script”, “facebook-jssdk”));

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)