InternacionalNoticiasRecientes

EE.UU. crea el 'veto Khashoggi' y restringe la entrada de 76 ciudadanos sauidas

Estados Unidos impuso un veto a 76 nacionales Arabia Saudita el viernes, en una nueva política de restricción de visas en respuesta a un informe de inteligencia que concluye que el asesinato del periodista Jamal Khashoggi contó con la aprobación del príncipe heredero Mohammed bin Salaman.

En un comunicado, el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que el gobierno estadounidense ordenó las prohibiciones de visas en rechazo a los gobiernos que “amenazan y atacan a periodistas y presuntos disidentes por ejercer sus libertades fundamentales”.  

Con la nueva prohibición, nombrada como ‘veto’, en honor al periodista asesinado en el 2018 en Turquía, el gobierno permite al Departamento de Estado restringir la concesión de visas a los individuos que el gobierno estadounidense considere que están involucradas en actividades represión contra la disedencia en nombre de un gobierno extranjero.

EE.UU. crea el 'veto Khashoggi' y restringe la entrada de 76 ciudadanos sauidas
La inteligencia de EE.UU. concluye que el príncipe Bin Salman «aprobó» el asesinato de Khashoggi
El informe basa su conclusión en el control que el príncipe Mohammed bin Salman tiene sobre las agencias de inteligencia sauditas y en la participación de miembros de su equipo de seguridad en la operación para asesinar a Khashoggi.

El departamento no entró en detalles el viernes sobre quiénes son las 76 personas señaladas. El informe de inteligencia, hecho público el mismo día, concluye que, debido al control que el príncipe Mohammed bin Salman tiene sobre las organizaciones de inteligencia de Arabia Saudí es poco probable que el asesinato se llevara a cabo sin que él diera luz verde.

Tanto el informe como las nuevas restricciones demuestran que la política exterior del presidente Joe Biden busca realinear sus lazos con Riad, después de que el gobierno del expresidente Donald Trump diera al reino un pase respecto a su expediente de violaciones de derechos humanos.

Blinken señaló el viernes que, aunque EE.UU. «siguen comprometidos» en su relación con el principal productor de petróleo del mundo, la alianza «debe reflejar los valores» estadounidenses. 

«Dejamos absolutamente claro que las amenazas y atropellos extraterritoriales por parte de Arabia Saudita contra activistas, disidentes y periodistas debe terminar», sentenció el diplomático en el comunicado. «No serán tolerados por EE.UU», agregó. 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: