Medio AmbienteNoticiasRecientes

5 razones para cultivar capuchinas + 10 deliciosas recetas

5 razones para cultivar capuchinas + 10 deliciosas recetas
Imagen: weter777 – Depositphotos.

Las capuchinas son una planta de flor extremadamente útil y vistosa que merece un espacio en todos los jardines. El nombre común es Tropaeolum, el único género de la familia de plantas Tropaeolaceae.

Como aprenderás en este artículo, hay muchas razones para cultivar capuchinas en tu jardín: son increíblemente útiles en el propio jardín y también para su uso en la cocina.

Cómo cultivar capuchinas.

Las capuchinas pueden sembrarse en el interior en macetas o en el exterior, donde crecerán entre marzo y mayo. Florecerán desde el verano hasta el otoño.

Las capuchinas son muy fáciles de cultivar a partir de semillas y no suponen ninguna complicación, sobre todo si no tienes prisa y siembras directamente en cuanto haya pasado el riesgo de heladas en tu zona.

Si quieres que florezcan antes, puedes sembrar las semillas en el interior, aunque para evitar el choque del trasplante es mejor cultivarlas en recipientes biodegradables (los rollos de papel higiénico funcionan bien) para que puedas llevarlo todo al jardín.

Las semillas grandes son fáciles de manipular, por lo que son la forma perfecta de introducir a los niños en la jardinería.

Las semillas de capuchina germinarán en un lugar soleado en 10-12 días. Recuerde fortalecer las plantas cultivadas en el interior antes de plantarlas en el exterior.

Dónde colocar las capuchinas.

Las capuchinas prefieren un lugar soleado y relativamente protegido.

Las capuchinas crecerán incluso en suelos de baja calidad, siempre que se rieguen con regularidad. Trata de mantener la zona que las rodea libre de malas hierbas para reducir la competencia, y no abones en exceso, ya que la tierra fértil puede hacer que las plantas produzcan menos flores y más hojas.

Cuidado de las capuchinas.

Estas plantas son bastante resistentes, pero asegúrate de regarlas bien durante el periodo seco. Presta atención al riego, especialmente con las plantas en macetas o jardineras, que pueden secarse más rápidamente. Deje que la tierra se seque entre riegos, pero no demasiado ni durante mucho tiempo.

Cortar las flores apagadas o marchitas animará a la planta a seguir floreciendo durante más tiempo a lo largo de la temporada de crecimiento. Sin embargo, como veremos más adelante, es posible que quieras recoger las flores (y las hojas) para una variedad de aplicaciones culinarias en lugar de dejar que se marchiten.

5 razones para cultivar capuchinas en tu jardín.

Las capuchinas son una planta llamativa que puede florecer en abundancia. Pueden aportar color y atractivo estético a tu jardín. Pero también hay una cantidad de razones muy útiles por las que cultivar estas flores es una buena idea.

Por ejemplo, puedes usar las capuchinas para:

1. Atraer insectos beneficiosos.

Las capuchinas atraerán a tu jardín una variedad de insectos beneficiosos, como las abejas y otros polinizadores.

Colocar capuchinas en el exterior es una forma de ayudar a las abejas melíferas y a otras especies de abejas amenazadas por el cambio climático y la actividad humana.

Necesitamos a las abejas para sobrevivir en este planeta. Por eso es de vital importancia que pongamos de nuestra parte para protegerlas y ayudarlas. Por supuesto, tener polinizadores en tu jardín también te ayudará a asegurarte de obtener una gran cosecha de frutas cada año, si cultivas tus propios alimentos.

2. Como planta de compañía para tus frutas y verduras.

No sólo los polinizadores se sentirán atraídos por las capuchinas. Estas plantas también atraen a especies de insectos como pulgones, picudos y escarabajos, lo que convierte a las capuchinas en una buena planta de compañía en el huerto.

Esto puede no parecer inmediatamente algo bueno, pero como estos insectos se sienten atraídos por las capuchinas, dejarán en paz a tus frutas, verduras u otros cultivos. Las capuchinas, por tanto, se conocen como un cultivo trampa.

Como cultivo trampa, son una excelente opción para mantener las plagas alejadas de las judías, los tomates o los árboles frutales.

Otra cosa que hay que tener en cuenta es que, al atraer a sus presas, las capuchinas también son excelentes para atraer a los insectos depredadores, lo que ayudará a mantener controladas las poblaciones de plagas.

3. Para cubrir el suelo.

La siembra en grupo no es una ciencia exacta, y no se comprende del todo las múltiples formas en que las plantas interactúan entre sí y con la fauna del jardín. Sin embargo, está claro que las capuchinas pueden ayudar a otras plantas a través de sus relaciones con diversas especies de insectos.

Pero ésta no es la única forma en que las capuchinas pueden ayudar a las plantas cercanas.

Estas plantas resistentes a la sequía también pueden ser una excelente cubierta vegetal. Esto puede ser muy beneficioso, especialmente en las zonas más secas y cálidas, ya que reduce la evaporación de la humedad y ayuda a proteger el frágil ecosistema del suelo. Su espesa cobertura y su rápida propagación también pueden ayudar a desplazar las malas hierbas.

Como cubierta vegetal, las capuchinas también pueden usarse para alimentar suelos pobres con el tiempo. Cuando se usan como una especie de abono verde, estas plantas pueden mejorar el suelo de una zona determinada añadiendo nutrientes cuando se dejan descomponer en el lugar al final de la temporada de crecimiento, o se pican y se dejan caer.

4. Para cubrir muros o vallas poco estéticos.

La capuchina de crecimiento rápido también puede ser útil para mejorar el atractivo visual de tu jardín, ya que se puede usar para cubrir muros o vallas poco estéticas.

Esto puede convertir una parte poco atractiva e inútil en una parte hermosa y abundante del jardín.

5. Por su rendimiento.

Muchas personas se sorprenden al saber que las capuchinas son comestibles.

Estas plantas no sólo ayudan a otras plantas de tu huerto, sino que también pueden ser un cultivo comestible increíblemente útil.

Como cultivo comestible, estas plantas pueden justificar realmente su lugar en su huerto.

Las flores, las hojas y los capullos pueden usarse en una amplia gama de recetas.

10 recetas comestibles con hojas, flores y semillas de capuchina.

Imagen: geo-grafika – Depositphotos.

Estas son algunas de las mejores formas de utilizar las capuchinas en tu cocina:

  1. Ensaladas de capuchina: Una de las formas más fáciles y sencillas de comer las flores y hojas de capuchina, que tienen un sabor picante parecido al del berro, es en las ensaladas. Su sabor picante es perfecto cuando se combinan con lechugas más suaves u otras hojas, e incluso se puede animar la ensalada con una vinagreta de capuchinas.
  2. Vinagre de capuchina y pimienta negra: Tanto las flores como las hojas pueden usarse también para hacer una infusión de vinagre. Se puede usar vinagre de vino blanco como base, aunque también se puede considerar el uso de un vinagre de sidra de manzana casero para esto. Este vinagre puede añadirse a una serie de platos cocinados para darles un toque de pimienta, o usarse para hacer una vinagreta que adorne una amplia gama de ensaladas caseras.
  3. Salteado de capuchina: Las hojas de capuchina también se adaptan bien a una serie de recetas de salteados, por lo que puede usarlas para preparar una comida sensacional en un abrir y cerrar de ojos. Ligeramente marchitas, las hojas pierden un poco de su intenso sabor a berro y se convierten en una verdura de hoja verde mucho más versátil y con un sabor más agradable.
  4. Pesto de capuchina. Las hojas también pueden usarse del mismo modo que la albahaca y otras hierbas populares para hacer un pesto algo menos tradicional. Puedes usar tu pesto en sándwiches, pasta o para dar sabor a una gran cantidad de platos.
  5. Sopa de capuchina. También hay muchas recetas de sopa que incluyen la capuchina. Las hojas, mezcladas con otros ingredientes, pueden usarse por su sabor a berro como protagonista, o simplemente añadirse a una sopa de verduras mixta como hierba de olor o como hoja verde adicional.
  6. Tortilla de capuchinas. Otra idea es añadir esas hojas y flores a una tortilla – o, por ejemplo, a cualquier otro plato a base de huevo, como una quiche o una empanada.
  7. Buñuelos de capuchina. Como muchos otros productos de la huerta, las capuchinas también pueden convertirse en deliciosos buñuelos.
  8. Dolmades de capuchina. Las hojas pueden crecer bastante en la temporada de cultivo. Se pueden usar del mismo modo que las hojas de parra o de col, para envolver otros ingredientes, como en estas dolmades.
  9. Pizza de capuchinas. O, para una comida familiar súper fácil, puedes plantearte simplemente añadir algunas a la parte superior de una pizza.
  10. Sustituto de la alcaparra. Las semillas de capuchina también se pueden usar como sustituto de las alcaparras.

Tanto si cultiva capuchinas por su atractivo o por los beneficios que aportan a su jardín, como si te planeas incorporar tus capuchinas en una de las deliciosas recetas anteriores, no hay duda de que debe hacer un hueco a esta versátil flor en tu jardín.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: